Redacción BLes- Entre los disturbios violentos protagonizados por manifestantes de Black Lives Matter (BLM) desde el lunes en Filadelfia, Pensilvania, se encuentra una Iglesia Bautista Vietnamita que fue incendiada completamente sin motivo alguno más allá de generar caos y destrucción. 

Según informó Breitbart, la Iglesia Bautista Vietnamita en Filadelfia fue completamente quemada por manifestantes de BLM el martes por la noche y la pérdida es total. Un video publicado por un medio de noticias locales muestra los destrozos irrecuperables del edificio.

El pastor Philip Pham, a cargo de la iglesia, recibió una llamada el martes por la noche para informar que había visto las llamas y siete camiones de bomberos que rodeaban la iglesia. 

“No tengo idea de por qué atacaron nuestra iglesia”, dijo Pham al medio Kentucky Today, “Lo quemaron desde el techo. Arrojaron productos químicos inflamables en el techo, las llamas lo atravesaron y quemaron el resto del edificio”.

Acorde a los relatos del pastor, la iglesia además de funcionar como lugar de culto, funcionaba durante la semana como centro comunitario brindando asistencia con trámites de inmigración y asesoramiento general. 

Pham se mostró profundamente preocupado por la existencia de 3 discos duros que se encontraban en el interior del edificio quemado, los cuales contenían la información de más de 15 años de trabajo al servicio de la comunidad de inmigrantes. El pastor dijo que apenas recibió la llamada comenzó a orar por esa valiosa información.

Cuando los bomberos le permitieron ingresar al edificio completamente calcinado, su alegría fue inmensa cuando pudo comprobar que los tres discos duros estaban intactos a pesar que todo a su alrededor era cenizas. 

Pham dijo: “Pero ese pedazo de disco duro, no se hizo daño. Ningún daño en absoluto. Solo dos pies por encima de eso, estaba todo derretido. Es asombroso cómo Dios conoce nuestras necesidades y responde nuestras oraciones. Él es un Dios todopoderoso. Él concedió nuestra oración”.

Luego de dos noches de violencia extrema en Filadelfia, a raíz de las protestas que reclaman justicia por el asesinato de Wallace, un hombre afro que fue abatido por fuerzas policiales después de ser advertido a que deje el cuchillo que tenía en su mano en un confuso episodio. 

Los manifestantes tomaron las calles en la ciudad de Filadelfia el lunes por la noche. Según las evidencias registradas por cámaras de seguridad y testigos, grupos de violentos organizados atacaron a las fuerzas policiales con objetos de todo tipo, principalmente con ladrillos, rocas y otros proyectiles. 

El martes se repitieron las acciones con aún más violencia y según testigos más de 1.000 personas organizadas descendieron al vecindario de Port Richmond donde saquearon varios negocios, confirmaron las autoridades a Fox News. Esa misma noche 15 personas recibieron disparos, incluido un menor de edad de 15 años.

Un video en vivo filmado desde un helicóptero de ABC6, muestra a cientos de personas saqueando varios negocios, incluido un comercio de comidas y mayorista, que vende muebles y productos electrónicos.

La lamentable situación obligó a las autoridades a anunciar un toque de queda prohibiendo la circulación de los ciudadanos en toda la ciudad. La prohibición se extendió desde las 9 pm del miércoles 28 hasta las 6 am del jueves 29.

Andrés Vacca-BLes.com