Redacción BLesUn video en el que el presidente estadounidense, Joe Biden, parece atravesar un micrófono con una mano, mientras niega durante algunos segundos que tenga planes de visitar la frontera con México, causó estupor y escándalo entre los comentaristas.

El clip que se ha hecho viral, muestra a un Biden tan desorientado como suele estarlo mientras atraviesa uno de los micrófonos con una de sus manos. Estas parecen ser de menor tamaño que el micrófono que se ve desenfocado, tal como lo describe National File del 17 de marzo. 

Otra de las irregularidades se aprecia en sus pies siempre recortados, en el que pareciera un intento del equipo de prensa de Biden y de sus asesores de la Casa Blanca para que el político de 78 años se dirija a la nación, antes de abordar el Marine One, el 16 de marzo.

Como para completar el aparente show, a varios metros de distancia de Biden surgen la secretaria de prensa, Jen Psaki, junto a otros asistentes demócratas en la Casa Blanca, quienes al parecer se escondían tras unos arbustos y una casilla, expectantes.

“Mire las manos de Biden y los micrófonos difusos del reportero en primer plano a las 0:10. Este metraje ha sido alterado digitalmente”, sostiene el presentador Nicholas J. Fuentes en un tuit al que adjunta el video. 

En el vídeo, Biden declaró que no tiene planes de visitar la frontera sur en medio de la mayor crisis migratoria que ha vivido el país en cerca de 30 años, provocada por su polémica política de fronteras abiertas.

Le recomendamos:

La administración Biden presenta aún más incomprensibles incongruencias, como el hecho de que no vive en la Casa Blanca, sino que está en su casa de toda la vida en Delaware, lo que fue reconocido por la propia Psaki.

Este polémico video estaría planteando la posibilidad de que las anteriores presentaciones de Biden hayan sido también ficticias, y en cierta medida justificaría su negativa a conceder entrevistas ante la prensa, por lo que es criticado insistentemente.  

Para algunos incluso los demócratas estarían presentando hologramas de Biden para encubrir su incapacidad de hablar apropiadamente en público. 

Para la periodista Sharyl Attkisson, la tecnología actual está lo suficientemente avanzada como para que Biden pueda ser proyectado sin inconvenientes, haciendo creer a los espectadores que es una persona de carne y hueso.  

“¿Qué sería necesario si los poderosos intereses quisieran construir una realidad artificial creíble en torno al cargo político más poderoso del planeta? En primer lugar, por supuesto, la capacidad tecnológica”, escribió Attkisson.

Y agregó: “Más allá de eso, me parece que tendrían que tener un control bastante estricto del panorama informativo -es decir, principalmente, de Internet- para que cualquier material que expusiera el esfuerzo o fuera contrario al objetivo pudiera ser desacreditado o eliminado”. 

“Y, por último, obviamente tendría que haber un elemento serio de secretismo – una voluntad y capacidad entre todos los que tienen conocimiento e información para mantener todo el asunto en secreto”, explicó. Como quiera que sea cada vez son más los misterios que rodean a la extraña administración Biden. 

José Hermosa– BLes.com