Redacción BLes– Las madres de los hijos asesinados en tiroteos policiales están condenando a la cofundadora de Black Lives Matter, Patrisse Cullors, que ha anunciado recientemente que deja su cargo.

Cullors, directora ejecutiva de la Black Lives Matter Global Network, ha anunciado su retirada tras los problemas relacionados con las finanzas de la organización y sus compras inmobiliarias personales que ascienden a 3,2 millones de dólares.

“Se están beneficiando de la sangre de nuestros seres queridos, y ni siquiera hablan con nosotros”, ha declarado al New York Post la madre de un niño de 12 años abatido mortalmente por la policía de Cleveland en 2014, Samaria Rice. “No creo que vaya a ninguna parte”.

Rice calificó de “fachada” el anuncio de dimisión y vaticinó que Cullors “sólo lo dice para quitarse la presión de encima en estos momentos”

“Se están beneficiando de la sangre de nuestros seres queridos, y ni siquiera quieren hablar con nosotros”, dijo Rice.

Le recomendamos: CNN en CAÍDA LIBRE desde que TRUMP dejó la CASA BLANCA

Ad will display in 09 seconds

Cullors también fue criticada por Lisa Simpson, una mujer de Los Ángeles cuyo hijo, Richard Risher, fue asesinado por policías en 2016.

“Ahora ella no tiene que mostrar su responsabilidad”, dijo Simpson, de 52 años, al Post. “Ella puede simplemente tomar el dinero y correr”.

Rice se unió a Simpson en marzo para criticar a BLM por “recaudar dinero en nombre de nuestros hijos muertos y no darnos nada a cambio.”

Simpson dijo que nunca ha recibido nada de los 5.000 dólares recaudados por el capítulo de BLM en Los Ángeles para el funeral de su hijo.

“Nunca los contratamos para que fueran los representantes en la lucha por la justicia de nuestros seres queridos muertos asesinados por la policía”, dice el comunicado de Rice y Simpson que fue subido a Twitter el 16 de marzo por el activista @Free Mumia Abu-Jamal. “Los ‘activistas’ tienen eventos en nuestras ciudades y no nos han dado nada sustancial por usar las imágenes y nombres de nuestros seres queridos en sus volantes. No queremos ni necesitamos que desfilen por las calles acumulando donaciones, plataformas, acuerdos cinematográficos, etc. a costa de la muerte de nuestros seres queridos, mientras las familias y las comunidades quedan desorientadas y destrozadas.”

La Fundación BLM Global Network reveló unos meses más tarde que había conseguido 90 millones de dólares en donaciones, lo que provocó una indignación aún mayor.

Dawn Barlowe – BLes.com