Redacción BLes- Los carteles chinos de la droga liderados desde Shanghai, se enriquecen causando miles de muertes anualmente en Estados Unidos con las drogas adictivas, y el más terrible de ellos es el de los Zheng.

Uno de sus capos, Fujing Zheng, de 37 años, que operaba bajo el alias de Gordon Jin y su padre Guanghua Zheng, de 64 años, fueron acusados junto con otros dos cómplices por sus delitos en los Estados Unidos en 2018, señala Fox News del 12 de noviembre. 

Entre sus crímenes figuran: “Conspiración para fabricar y distribuir sustancias controladas, conspiración para importar sustancias controladas a los Estados Unidos, operar una empresa criminal continua, lavado de dinero y otros delitos”.

En consecuencia, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos (DOT, por la sigla en inglés) bloqueó todos los bienes e intereses de propiedad de estas personas y de una  entidad, que están en el país o en posesión o control de estadounidenses.

El Secretario Adjunto del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (DOT, por la sigla en inglés), Justin G. Muzinich, se refirió a la más letal de las drogas: el fentanilo.

“El fentanilo y otras drogas han causado una devastación abrumadora en las comunidades de toda América”, dijo, según el sitio web del DOT. 

“Los Estados Unidos están comprometidos a hacer responsables a los traficantes de drogas y a quienes facilitan sus operaciones del sufrimiento que imponen a las familias estadounidenses”, expresó Muzinich.

También informó que la operación del cártel de los Zhang se extiende por lo menos en 37 estados de los Estados Unidos y en 25 países.

Te puede interesar:

Por su parte Richard Higgins, presidente de HTG, LLC, una consultora de seguridad estratégica y guerra de información excontratista del Consejo de Seguridad Nacional como director de planificación estratégica, explicó un poco sus actividades. 

“Durante los últimos 12 años, las organizaciones delictivas chinas se han convertido en la columna vertebral de los cárteles de la droga con los productos químicos suministrados a los cárteles [mexicanos] y el blanqueo de decenas de miles de millones de las ganancias de los cárteles en América del Norte y Europa”, señaló Higgins. 

El viaje de las sustancias mortales se inicia en el núcleo industrial de Wuhan, China, y por vía marítima llega a super laboratorios en tiendas de campaña en México, y luego entran de contrabando por la frontera con México. 

Además, el mismo cartel suministra materias primas a los capos mexicanos para que ellos produzcan las drogas y las comercialicen.

La empresa de seguridad Fortress Risk Management, reveló parte de sus actividades, a través de Lee Oughton, cofundador y director de operaciones.

Los delincuentes “cuentan con la colaboración de las autoridades aduaneras y los miembros de los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación en México”, dijo Oughton, según Fox News. 

Y añadió: “Una vez en el país, la droga se transporta por aire y tierra a los Estados Unidos a través de los estados de Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora”.

El año pasado murieron al menos 72.000 estadounidenses por causa de estas drogas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Por otro lado, aunque el Partido Comunista de China (PCCh) no ha sido declarado oficialmente cómplice de estos delitos por la administración Trump, subsisten las dudas. 

“Como parte del modelo de guerra sin restricciones del PCCh, este ha progresado significativamente contra Estados Unidos, con su mayor papel en el negocio de la droga”, señaló el ex agente especial de la DEA, Derek Maltz, citó Fox News. 

Agregando: “Pueden ganar miles de millones y, al mismo tiempo, socavar la seguridad de América”.

“Un kilogramo de fentanilo puede matar a 500.000 personas, por lo que la administración debería examinar las tasas de mortalidad y tratar esto como una grave amenaza a la seguridad nacional, en lugar de solo una crisis de salud pública”, reiteró Maltz.

José Hermosa-BLes.com