Redacción BLesEl juez de la Corte Federal de Apelaciones, Laurence Silberman, advirtió que el poder adquirido por los medios en los últimos tiempos se tornó peligroso para la democracia y está dando el control a los demócratas.

“El aumento del poder de la prensa es muy peligroso hoy en día porque estamos muy cerca del control unipartidista de estas instituciones”, dijo Silberman, aludiendo en particular al  New York Times, al Washington Post y a The Wall Street Journal de acuerdo con Fox News del 20 de marzo. 

Y agregó: “Dos de los tres periódicos más influyentes (al menos históricamente), The New York Times y The Washington Post, son prácticamente periódicos del Partido Demócrata. Y la sección de noticias de The Wall Street Journal se inclina en la misma dirección”. 

La postura de estos medios es seguida por la televisión y la radio, sesgando en gran medida la información que reciben los estadounidenses.

“Casi toda la televisión -red y cable- es una tromba del Partido Demócrata. Incluso la National Public Radio, apoyada por el gobierno, le sigue la corriente”, describió. 

No bastando con esto, mencionó la labor de censura que aplican las grandes empresas tecnológicas de  Silicon Valley “de forma favorable al Partido Demócrata”, dijo Silberman. 

Silberman trae a colación una sentencia de la Corte Suprema de Justicia, de 1964, en la que concede a la prensa inmunidad contra las demandas de los funcionarios públicos, y que recomienda que sea anulada en vista de cómo ha evolucionado su impacto: “Debe desaparecer”, enfatizó.

Más aún, señala explícitamente que la prensa va en contra de los republicanos, siguiendo un comportamiento de más de 50 años. 

“Aunque el sesgo contra el Partido Republicano -no solo contra individuos controvertidos- es bastante chocante hoy en día, esto no es nuevo; es una tendencia secular a largo plazo que se remonta al menos a los años 70”, explicó Silberman.

Le recomendamos:

De hecho la fuerte persecución política a la información y los medios que no se adhieren a la narrativa izquierdista de los demócratas y sus seguidores alcanzó a la red independiente Parler, que fue destruida comercialmente luego de que acogiera a millones de suscriptores descontentos con la censura de Twitter y de Facebook.

El alcance de la censura de las grandes tecnológicas y los medios se extiende también a otros temas, como lo que ocurre con la pandemia del virus PCCh y con las polémicas vacunas.

En este sentido, la plataforma de videos YouTube, dijo haber eliminado 30.000 videos que contenían “desinformación” sobre el virus PCCh y las vacunas, durante los últimos seis meses, según Axios.

Desde la aparición de la pandemia Youtube censura toda información que vaya en contra de las versiones de la OMS y hasta la fecha eliminó 800.000 videos que desafiaban la información “oficial” de la ONU.

Varios países iniciaron acciones para contrarrestar la censura de las grandes tecnológicas, y en Estados Unidos la labor más eficiente está surgiendo en los estados. 

Por su parte, el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott anunció su apoyo al proyecto de ley que se tramita en el estado para detenerla.

“Demasiados sitios de medios sociales silencian el discurso y las ideas conservadoras y pisotean la libertad de expresión”, denunció Abbott agregando: “Es antiamericano, antitejano y pronto será ilegal”, según el medio local Valley Central del 5 de marzo. 

Asimismo, Abbott expresó su apoyo al proyecto de ley 12 del Senado, mediante el cual el senador Bryan Hughes, asimila los servicios prestados por las grandes redes sociales a los servicios públicos, como el del transporte público o la telefonía, y ello implica la obligación de restablecer su uso al poco tiempo de haber sido suspendidos.

José Hermosa – BLes.com