Redacción BLes– El año pasado, la incidencia de los suicidios entre el personal militar estadounidense aumentó un 15%, lo que suscitó la preocupación de las altas autoridades. Pidieron un esfuerzo adicional para cambiar la trágica tendencia.

El año pasado se produjeron 580 suicidios, frente a los 504 del año anterior, según las cifras publicadas el jueves 30 de septiembre.

“Los resultados son preocupantes”, dijo el Secretario de Defensa Lloyd Austin. “Las tasas de suicidio entre nuestros miembros del servicio y las familias de los militares siguen siendo demasiado altas, y las tendencias no van en la dirección correcta”.

En el ejército estadounidense, el suicidio ha sido un problema durante mucho tiempo. Los oficiales militares han dicho que pensaban que la pandemia de COVID-19 estaba aumentando la presión sobre una fuerza ya estresada. Además, las causas del suicidio son complicadas y poco comprensibles.

Según una encuesta sobre el comportamiento, varios problemas personales, como el estrés financiero y marital, están relacionados con los suicidios de militares.

En las tropas de la Guardia Nacional del Ejército, los suicidios aumentaron alrededor de un 35%, de 76 en 2019 a 103 en 2020. Un aumento de casi el 20% en casos similares se observó en el Ejército de Tierra en servicio activo.

Los suicidios aumentaron más del 30% en el Cuerpo de Marines, de 47 a 62, mientras que las muertes pasaron de 9 a 10 en las Reservas del Cuerpo de Marines.

Mientras tanto, los casos de suicidio disminuyeron de 81 a 79 en la Marina. En el Ejército del Aire no hubo cambios, con 109 casos.

Durante muchos años, los oficiales militares han tratado de minimizar la aprensión a la hora de buscar apoyo de salud mental.

Según Associated Press, en una declaración notablemente pública el año pasado, el general John Hyten, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, declaró que necesitaba asesoramiento de un psiquiatra mientras dirigía el Comando Estratégico de Estados Unidos de 2016 a 2019, según

Las autoridades del ejército describieron el jueves 30 de septiembre el suicidio como una gran preocupación para el servicio, destacando que la tendencia ha aumentado en los últimos cinco años.

Según el Pentágono, los militares varones alistados menores de 30 años fueron los más propensos a suicidarse. Los hombres menores de 30 años representaron alrededor del 63% de las muertes por suicidio, a pesar de representar menos del 42% de toda la fuerza.

John Kirby, secretario de prensa del Pentágono, prometió aumentar la asistencia al personal militar y a los veteranos para mejorar su salud mental y su calidad de vida. Por ello, el Pentágono y el Departamento de Asuntos de los Veteranos colaboran para invertir la triste tendencia.

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos para proporcionar a toda nuestra gente la atención y los recursos que necesitan para reducir los estigmas y las barreras a esa atención, y para garantizar que nuestra comunidad utiliza medidas de seguridad y precauciones simples para reducir el riesgo de futuras tragedias”, dijo Kirby según One America News Network.

“Seguiremos trabajando con rapidez y urgencia en estrecha colaboración con nuestros socios del Departamento de Asuntos de los Veteranos”, añadió.

Según un informe publicado en junio, unos 30.000 veteranos y soldados estadounidenses se han suicidado desde 2001.

Amy Laurence – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.