Redacción BLes – California no está exenta de la difícil situación que están viviendo los estudiantes universitarios de todo Estados Unidos debido a la escasez de vivienda y los altos costos de los alquileres, según informó AP.

Los estudiantes de California tienen que pagar altos precios por viviendas en mal estado, además de tener que invertir mucho tiempo en trasladarse a las universidades y en muchos casos, tienen que dormir en sus automóviles.

Una de las principales causas de esta problemática es que comunidades y propietarios presentaron demandas buscando frenar la construcción de más viviendas debido a peligros ambientales.

De acuerdo a INSIDE HIGHER ED, la legislatura de California indultó a la Universidad de California de Berkeley, por lo que no tendrá el límite de inscripción para otoño de 2022, que había impuesto un juez.

Por un lado esto haría que más estudiantes puedan acceder a la universidad pero a la vez generará que muchos de ellos tengan muchas dificultades de vivienda debido a no contar con la cantidad suficiente en el campus y el alto costo de las viviendas externas para los estudiantes, según INSIDE HIGHER ED.

Se puede mencionar el caso del estudiante de segundo año, Terrell Thompson, que tuvo que dormir por casi dos semanas en su auto, en el otoño pasado porque no encontró un departamento que estuviera dentro del precio que pudiera pagar.

 “Académicamente fue difícil, porque me preocupa encontrar vivienda y me preocupa mi ropa y me preocupa que me rompan el auto todo el tiempo”, dijo el joven de 19 años.

Thompson consiguió un departamento en septiembre, pero antes de eso tuvo que pasar por la situación muy incómoda de dormir en su auto.

De acuerdo a AP, la cantidad de dormitorios de la universidad es limitada y son muchos los jóvenes que buscan hacerse con un alojamiento en las cercanías que tienen costos que van desde $1600 por un espacio de 28 metros cuadrados.

Otro caso parecido al del joven de Berkeley, es el de Anna Holman, estudiante de posgrado en estudios de teatro, danza y actuación en la Universidad de California, Santa Bárbara, quien dejó en verano la ciudad y cuando regresó no pudo conseguir alojamiento y tuvo que dormir en su automóvil por un tiempo, informó INSIDE HIGHER ED.

Holman consiguió una vivienda que representa el 70% de su cheque de pago como asistente de enseñanza y además tiene que viajar 45 minutos para llegar al campus. lo que significa otro gasto extra para sus estudios.

Cabe señalar que en estos momentos, en California, el mayor costo para los estudiantes está en la vivienda y no en las matrículas universitarias, de acuerdo a un informe del Public Policy Institute of California.

Sebastian Arcusin – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.