Redacción BLesLa ley de reconciliación de impuestos y gastos presentada por la administración Biden generaría la carga impositiva más alta del mundo desarrollado para los estadounidenses. 

Los impuestos superarían el 50% en los 50 estados sumando el impuesto sobre la renta federal y el estatal, llegando incluso al 66,2% en el estado de Nueva York y al 64,7% en el de California, destaca el grupo de defensa Americans for Tax Reform (ATR), el 8 de noviembre. 

Por su parte, el grupo de expertos Tax Foundation determina que un aumento de impuesto de estas proporciones afecta la capacidad de Estados Unidos para competir en el entorno internacional. 

“Elevar el tipo impositivo marginal superior sobre los ingresos ordinarios hasta el más alto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE),  perjudicará la competitividad de Estados Unidos”, sostiene la Tax Foundation en su informe más reciente.  

Y agrega: “También reducirá los incentivos para trabajar, ahorrar, invertir e innovar, con amplias implicaciones para la economía estadounidense”.

En un concepto anterior emitido por la Tax Foundation expresó preocupación porque estima que se perderían alrededor de 159.000 puestos de trabajo como resultado de la subida a largo plazo, además de que los salarios y la producción económica también resultarían afectadas negativamente.

La OCDE es un organismo de cooperación internacional compuesto por 38 estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales.

Con las leyes vigentes, el tipo impositivo marginal superior sobre los ingresos ordinarios aumentará del 37% al 39,6% a partir de 2026. Asimismo, el tipo impositivo marginal superior sobre los ingresos personales a nivel federal aumentaría hasta el 51,4%.

Los contribuyentes de renta alta tendrían que hacer frente a un recargo sobre la renta bruta ajustada modificada (MAGI),  del 8%, en tanto que todos los ingresos que superen los 400.000 dólares estarían sujetos a un impuesto del 3,8% debido a la combinación de los impuestos NIIT y Medicare.

Luego de que la Cámara de Representantes aprobara el polémico proyecto de ley de infraestructura por valor de 1,2 billones de dólares, los demócratas negocian la votación futura sobre el ambicioso proyecto de ley de presupuesto separado de 1,75 billones de dólares conocido como el proyecto de ley Build Back Better.

Los críticos de ambos proyectos advierten que tras su aplicación se esconden muchos objetivos buscados por la izquierda radical tales como una fuerte inserción de los sindicatos en la industria y nuevas “protecciones laborales” que irán en contra de un desarrollo económico sostenible. 

También se ha mencionado que el enorme aumento en el gasto público provocará un aumento considerable de la inflación, lo que ya implica un problema en la actualidad para los estadounidenses que están viendo caer sus salarios reales considerablemente

Para muchos analistas estos grandes aumentos impositivos tienen como objetivo ampliar el poder gubernamental para imponer más fácilmente desde el gobierno la agenda globalista de izquierda, que impulsan los demócratas. 

El aumento de  impuestos que promueve la administración Biden es el mayor incremento importante de los impuestos federales desde 1993.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.