Redacción BLes- El hecho de que se hayan detenido los conteos de votos en los estados demócratas de Pennsylvania y Michigan, es tomado por el escritor Joe Hoft como signo de que los demócratas y las grandes tecnológicas se confabularon para robar las elecciones.

“El arreglo está listo. Los demócratas, las grandes tecnológicas, y los medios corruptos han unido fuerzas con los líderes estatales en unos pocos estados para robarle la victoria electoral al Presidente Trump”, advirtió Hoft según Gateway Pundit el 4 de noviembre.

Hoft notó que Twitter impidió la libre circulación de los mensajes del presidente estadounidense Donald Trump, y que a pesar de que los resultados de los conteos de votos los colocaron repetidas veces como victorioso las grandes tecnológicas no lo reportaron así.

Muy al contrario, mantuvieron al candidato demócrata presidencial, Joe Biden, tomando la delantera, distorsionando ante el público la imagen real de los hechos, a medida que se presentaban.

“Desde esta mañana el Presidente Trump está en Pennsylvania con una ventaja muy importante.  Trump tiene 2.965.636 votos ante los 2.290.624 de Biden para una ventaja de casi 700.000 votos con el 64% de los votos contados.  Es difícil imaginar cualquier escenario en el que Biden pueda atrapar a Trump en este estado”, señaló Hoft.

También describió un comportamiento similar en las cuentas de los votos en Michigan.

Para Hoft estas situaciones son propicias para el fraude, y aún más, señala como autor intelectual de estas irregularidades a quien llama “Zar de la Ética” de Obama, Norm Eisen.

La misma situación anómala fue observada muchos estadounidenses, entre ellos el presidente Trump, quien así lo mencionó en uno de sus tuits.  

“Anoche estuve liderando, a menudo sólidamente, en muchos estados clave, en casi todos los casos los demócratas intervinieron y controlaron”, escribió. 

Agregando: “Luego, uno por uno, comenzaron a desaparecer mágicamente mientras se contaban los votos sorpresa. MUY EXTRAÑO, y los “encuestadores” se equivocaron completa e históricamente”. 

Las sospechas de que los demócratas tomarían acciones fuera de lo común en las elecciones, para asumir el poder de todas maneras ya fueron expuestas anteriormente. 

En este sentido, Trump propuso que las boletas de votos que llegaran por correo después del 3 de noviembre no fueran contabilizadas, por el alto riesgo de fraude que esto implica. 

No obstante, la Corte Suprema emitió fallos mediante los cuales autoriza a Carolina del Norte y a Pensilvania a extender el período para recibir y contabilizar boletas 9 días al primero y 3 días al segundo.

Frente a esta compleja situación electoral la campaña de Trump sigue atenta, para tratar de asegurarse de que los resultados sean los más fieles a la voluntad de los estadounidenses.

José Hermosa-BLes.com