Redacción BLes – El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU., José Horacio Gómez, cuestionó el papel de la administración de Joe Biden por “promover los males morales y amenazar la vida y la dignidad humana”.

The Blaze informó que el arzobispo de Los Ángeles dirigió algunas palabras de oración para el nuevo presidente y su familia durante el día de inauguración pero también dispuso de un momento para denunciar su postura en temas de aborto, matrimonio y género.

“Oro para que Dios le conceda sabiduría y valor para liderar esta gran nación y que le ayude a superar las pruebas de estos tiempos, a curar las heridas causadas por esta pandemia, a aliviar nuestras intensas divisiones políticas y culturales y a traer personas junto con una dedicación renovada a los propósitos fundacionales de Estados Unidos, ser una nación bajo Dios comprometida con la libertad y la igualdad para todos”, dijo el arzobispo.

El presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB por sus siglas en inglés), reiteró que los obispos católicos no desempeñan un papel partidista en los asuntos políticos de la nación, aseverando que su responsabilidad es la de “guiar las conciencias”, ofreciendo principios que estén “enraizados en el evangelio de Jesucristo y las enseñanzas sociales de su iglesia”.

“Debo señalar que nuestro nuevo presidente se ha comprometido a seguir ciertas políticas que promoverían los males morales y amenazarían la vida y la dignidad humanas, más seriamente en las áreas de aborto, anticoncepción, matrimonio y género”, agregó.

El año pasado, de cara a las elecciones generales en Estados Unidos, la organización Catholic Vote emprendió una campaña para cuestionar el historial anticatólico del entonces candidato demócrata Joe Biden, quien se define así mismo como un fiel católico.

Por medio de un video de 30 segundos titulado “Imprescindible”, Catholic Vote mostró algunos argumentos criticando a Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris por su postura proaborto y su respaldo hacia los movimientos marxistas como Black Lives Matters, que busca eliminar el concepto de familia tradicional ‘impuesta’ por la cultura Occidental.

Le recomendamos:

La administración Biden se ha comprometido con las políticas a favor del aborto después de anunciar una próxima revocatoria de la Enmieda Hyde, la cual impide que los fondos federales se utilicen para pagar abortos, a menos que sea para salvar la vida de una mujer, embarazos por incesto o casos por violación.

Por otro lado, el experto en enfermedades infecciosas y asesor médico en jefe del presidente Biden, Anthony Fauci, dijo durante una reunión reciente con la junta ejecutiva de la Organización Mundial de la Salud que la nueva administración revocaría la política de la Ciudad de México, la cual prohíbe el financiamiento federal de organizaciones no gubernamentales extranjeras que promueven o realizan abortos.

Entre tanto, Gomez dijo que para los fieles católicos así como para la iglesia, es motivo de profunda preocupación vivir de acuerdo con sus conciencias, agregando que para los obispos de la nación la continua injusticia del aborto representa una prioridad. “El aborto es un ataque directo a la vida que también hiere a la mujer y atenta contra la familia”, agregó.

“No es solo un asunto privado, plantea inquietantes y fundamentales cuestiones de fraternidad, solidaridad e inclusión en la comunidad humana. Es también una cuestión de justicia social. No podemos ignorar la realidad de que las tasas de aborto son mucho más altas entre los pobres y minorías, y que el procedimiento se utiliza regularmente para eliminar a los niños que nacerían con discapacidades”, acotó Gomez.

Afirmó que todos estamos bajo la mirada de Dios, quien es el único capaz de juzgar y conocer las intenciones del corazón de la gente, por lo que se encuentra orando para que el presidente así como los estadounidenses tengan la gracia de buscar el bien común de manera sincera. 

César Munera – BLes