Redacción BLesLos padres de alumnos de una escuela secundaria de Hudson, Ohio y el propio alcalde de la ciudad están pidiendo a los miembros de la junta escolar que renuncien o enfrenten posibles cargos criminales por aprobar material de lectura para los alumnos, cuyo contenido el alcalde calificó de “pornografía infantil”, según informó RT.

Durante una reunión de la junta de educación en la noche del lunes 13 de septiembre, el alcalde Craig Shubert emitió el ultimátum a sus cinco miembros, alegando que eran los responsables de distribuir a los alumnos el libro “642 cosas para escribir” con contenido pornográfico para el curso llamado “Escritura en las artes liberales II. 

“He hablado con una jueza esta noche y ella ya lo ha confirmado. Entonces, les voy a dar una opción simple: eligen renunciar a esta junta de educación o serán acusados”, dijo Shubert.

Según lo que denuncian los padres, el libro contenía indicaciones de escritura inapropiadas, como por ejemplo, pedía al estudiante que “escribiera una escena de sexo que no le mostraría a su mamá” y otro que decía que “reescriba la escena de sexo de arriba en una que dejaría leer a su mamá”.

Otros mensajes pedían al estudiante que cree “un escenario de Disney con clasificación X”, que escriba sobre “una habitación llena de personas que quieren dormir juntas”, e incluso había indicaciones que hablaban sobre el asesinato, el uso de drogas y el suicidio.

Uno de los padres, un oficial de policía que habló durante la junta, pidió a la escuela que instalara cámaras en las aulas, ya que, dijo, “ustedes tienen a nuestros hijos todo el día y no sabemos qué está pasando en las aulas”.

“Exijo que haya cámaras en los salones de clase como un asunto de registro público que podamos extraer y ver lo que se les enseña a nuestros niños y lo que se les dice a nuestros niños”, agregó, según cita el medio Cleveland. 

Otro de los padres que intervinieron en la reunión dijo que el material equivalía a “acoso sexual”.

Entre tanto Phil Herman, el superintendente de las escuelas de la ciudad de Hudson señaló en un comunicado que, “en ningún momento se asignaron estas indicaciones de escritura inapropiadas como parte de la clase”, y dijo que se estaba haciendo una investigación para determinar cómo se aprobaron estos materiales de lectura.

“El distrito determinó de inmediato que este recurso de escritura no debería estar en manos de nuestros estudiantes, y el lunes recogió los libros de los estudiantes inscritos en el curso”, dijo Herman.

Durante la reunión, Brian Wilch, el director de la escuela, se disculpó por no haber revisado con la debida diligencia el material para dicho curso. “Nos sentimos muy mal. En ningún momento se seleccionaron o discutieron estas indicaciones inapropiadas, pero aun así estaban allí y eran visibles, y no se pueden dejar de ver”, dijo Wilch.

El alcalde dijo que espera que los cinco miembros renuncien antes de fin de mes.

Aún no está claro si la junta podría ser considerada penalmente responsable por el material que se estaba utilizando en la mencionada clase.

Pero a pesar de las disculpas y justificaciones, los padres acusaron a la junta de intentar “sexualizar” a sus hijos, cuestionando el hecho de cómo fue posible que la “obscenidad pura” se había “escabullido” del control de los educadores y de los miembros de la junta durante años.

Vanesa Catanzaro – BLes.com