Redacción BLesEl senador republicano de Florida, Marco Rubio, criticó a Nike por continuar fabricando sus productos en China debido al uso de trabajo esclavo del régimen comunista chino mientras que en los Estados Unidos hacen campañas por la ‘igualdad’ y la ‘justicia social’.

En una entrevista con Maria Baritmoro de Fox News, el senador republicano habló sobre cómo las grandes empresas estadounidenses e incluso la Cámara de Comercio hacen lobby en el Congreso para bloquear proyectos de ley que podrían afectar sus negocios en China, donde el costo de la mano de obra mucho más económico que en los Estados Unidos, debido a que el régimen chino utiliza prisioneros de conciencia como mano de obra esclava.

Rubio dijo que estas compañías ‘woke’ se la pasan todo el día pretendiendo estar preocupadas por la ‘desigualdad’ o el ‘racismo’ y hacen campañas solo para quedar bien con la tendencia, pero en sus acciones concretas no siguen ningún principio moral.

“Cuando miras sus resultados y las decisiones que toman, estos tipos no tienen ningún problema en enviar un trabajo americano a otro país, y no tienen ningún problema en perjudicar a sus trabajadores, así que les encanta decirnos cómo gastar el dinero de los contribuyentes y darnos lecciones sobre justicia social y equidad y cualquier otra etiqueta que se les ocurra, pero son hipócritas”, dijo el senador.

En 2018, Nike lanzó una campaña con la imagen de Colin Kapernick un jugador de fútbol americano con el lema ‘cree en algo, incluso si significa sacrificar todo’.

Pero la campaña se vio envuelta en gran controversia porque Kapernick fue el primer deportista en arrodillarse durante el himno nacional en forma de protesta contra el supuesto racismo sistémico de Estados Unidos.

La protesta luego llegó a otros deportes como la NBA, e incluso en otras partes del mundo lo adoptaron como una forma de solidarizarse con el movimiento marxista de Black Lives Matter.

El republicano señaló la enorme contradicción de que mientras en Estados Unidos financian campañas por la ‘igualdad’ o contra el ‘racismo’ en China negocian con uno de los regímenes más brutales de la historia moderna.

“Son empresas que están dispuestas a hacer negocios y a asociarse con el gobierno genocida en China, un gobierno que de hecho está poniendo a los musulmanes uigures en campos de trabajo utilizando mano de obra esclava y que ahora están aquí presionando para matar nuestro proyecto de ley sobre el trabajo uigur o esclavo que está atascado en la Cámara”, criticó Rubio.

“La hipocresía de estas empresas es extraordinaria, y se salen con la suya. Se salen con la suya porque la mayoría de los medios de comunicación no cubren la noticia como corresponde”, agregó el senador.

Asombrada por el hecho de que el régimen chino tenga tanta influencia en el Congreso de los Estados Unidos, al punto de que puede bloquear una legislación que expone las violaciones a los derechos humanos del PCCh, la periodista preguntó al senador ‘¿quién está recibiendo dinero del PCCh en el Capitolio?’.

“No sé si alguien está cobrando, puedo decir que esto es cierto. El Partido Comunista Chino ha desarrollado una habilidad. Han refinado y realmente dominado el arte de manipular a la clase corporativa americana para que venga a Washington, D.C., y sea su lobbista?”, reveló el senador.

“Y lo que les dicen es: oye, mira, te damos el 2%, el 3%, el 5% del mercado, y China tiene mil quinientos millones de habitantes. Si quieres mantenerlo, entonces ve a Washington y consigue que tu congresista lo bloquee. Así es que este lugar está lleno de gente a la que le encanta hablar con dureza sobre China, pero cuando llega el momento de realmente hacer las cosas, no las hacen. Y la razón por la que no las hacen es porque alguien les dice, oye, esto es malo para los negocios”.

El senador fue un paso más allá y dio nombres de una de las empresas que pagó lobistas para que interfieran con el proyecto de ley.

“Nike ha intentado acabar con esto… y… algunos de la Cámara de Comercio” también intentaron.

“… Porque están haciendo dinero en China, y no quieren – no les importa si se está produciendo – los productos que están abasteciendo están siendo producidos por esclavos. No les importa porque ayuda a la línea de fondo y sus ganancias trimestrales y todo lo demás, y tienen a los políticos estadounidenses haciendo su trabajo bajo el pretexto de – ya sea en secreto o bajo el pretexto del crecimiento económico”, exclamó Rubio.

El pasado 25 de octubre, en una inusual muestra de compasión y coraje un jugador del Boston Celtic, Enes Anter, fue noticia en los medios por publicar un video criticando a Nike por usar el trabajo esclavo de los uigures en la provincia de Xinajing que son sometidos por el régimen chino.

Anter, en su video invitó al CEO de Nike a visitar los campos de trabajo forzado para ver con sus propios ojos el sufrimiento a los que son sometidos los uigures.

“No se olviden que cada vez que se ponen esas zapatillas [Nike] en los pies, o se ponen esa camiseta en la espalda, hay muchas lágrimas, y mucha opresión, y mucha sangre detrás de todo ello”, dijo el basquetbolista que con sus esfuerzos se está ganando el corazón de la gente.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.