Redacción BLes – En un último esfuerzo por impugnar los resultados electorales en la actual contienda por la presidencia de EU. UU., los legisladores republicanos estarían dispuestos a trabajar en un plan con el que se pueda evidenciar un denunciado fraude en las elecciones del 2020 a favor del candidato demócrata Joe Biden.

La propuesta de demandar los resultados del colegio electoral cuando el Congreso se reúna para su certificación el próximo 6 de enero, está encabezada por el representante republicano por el estado de Alabama, Mo Brooks.

Según un artículo publicado ayer por el New York Times, la iniciativa que necesita el respaldo de al menos un senador para que genere debate ha recibido el apoyo de los senadores Ron Johnson de Wisconsin y Rand Paul de Kentucky.

Una vez que sea presentada, cada cámara deberá debatir por dos horas para luego emitir el voto sobre si se descalifican o no los votos de un estado, ambas cámaras tendrían que votar a favor de la iniciativa.

En entrevista con el medio antes citado, Brooks afirmó: “Tenemos un papel superior bajo la Constitución que el que tiene la Corte Suprema, que cualquier juez de una corte federal, que cualquier juez de una corte estatal. (…) Lo que decimos, se va. Ese es el veredicto final”.

“Mi objetivo número uno es arreglar un sistema electoral estadounidense muy defectuoso que permite con demasiada facilidad el fraude electoral y el robo de elecciones” añadió el legislador republicano.

Le recomendamos:

A comienzos del mes el legislador republicano anunció la propuesta asegurando que sus motivaciones para impugnar los resultados electorales se basan en que el proceso electoral es “el peor robo electoral en la historia de Estados Unidos”.

“Si solo contaras los votos legítimos emitidos por los votantes estadounidenses elegibles, Donald Trump ganó la mayoría de los votos del Colegio Electoral y fue reelegido presidente de los Estados Unidos”, anunció Brooks, según informó el Washington Times.

Brooks aseguró que “hay cifras de dos dígitos de miembros de la Cámara que dicen que apoyarán públicamente el esfuerzo para oponerse a la presentación de votos del Colegio Electoral por parte de estados que tienen un proceso electoral tan poco confiable que no es digno de aprobación por el Congreso”.

El congresista sostiene que hay una buena cantidad de votos ilegales en diferentes lugares, afirmando que los resultados de las votaciones no son normales.

Señaló además que el problema incluso se extiende más allá de los casos judiciales presentados por la campaña Trump y que el Congreso estaba mejor preparado para investigar las acusaciones de fraude electoral.

“Es extremadamente difícil en un tribunal de justicia determinar cuántos votos ilegales se emitieron y para quién se emitieron. Y esa es una de las razones por las que el FBI, el Departamento de Justicia y el poder judicial federal son totalmente inadecuados para manejar este tema”, dijo el congresista republicano, según The Hill.

De mismo modo, afirmó que el sistema electoral estadounidense tiene “fallas sistémicas mucho más amplias y mucho mayores”, refiriéndose a continuación a la ley nacional de derechos de los votantes de 1993.

Según Brooks dicha ley determina que es ilegal que “los registradores de votantes requieran prueba de ciudadanía antes de permitir que alguien se registre para votar”.

“De modo que en sí mismo abre las compuertas para que los extranjeros ilegales y otros no ciudadanos se registren para votar”, agregó.Brooks.

Hoy lunes se reúne el colegio electoral para anunciar de manera formal los resultados de las elecciones 2020 y el próximo 6 de enero se reunirán los miembros del Congreso para contar los votos y declarar oficialmente al ganador.

César Munera – BLes