Redacción BLes– La Oficina del Censo de EE. UU. publicó que las ventas al por menor se dispararon al 7,5% en junio, alcanzando los 524,3 mil millones de dólares, con respecto al mes anterior, y muy por encima del porcentaje registrado en el mismo periodo en 2019.

Las ventas se duplicaron con creces en las tiendas de ropa y subieron un 20% en los establecimientos de comida y bebida, uno de los sectores más afectados por la pandemia.

Los datos suministrados por la entidad muestran aumentos también en el comercio al por menor del 6,4%, de minoristas no comerciales del 23,5% desde junio de 2019, y de la comercialización de materiales de construcción y productos para jardinería del 17,3% con respecto al año pasado, mostrando una definitiva dinamización de la economía estadounidense. 

El cambio de las ventas al por menor miden constituyen el principal indicador del gasto del consumidor, lo que representa la mayoría de la actividad económica general del país.

Una lectura más alta de lo esperado debe ser tomada como positiva para el dólar,en tanto que una más baja se interpreta como negativa.

 Asimismo, los consumidores estadounidenses aumentaron el gasto en tiendas y concesionarios de automóviles en junio por segundo mes consecutivo mientras a los largo del país se volvían a abrir las puertas de los establecimientos comerciales, estimulando el crecimiento del empleo y el gasto en ventas al por menor.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que las ventas al por menor de junio -una medida de compras en tiendas, restaurantes y en línea aumentaron un 7,5% ajustado por la temporada en el mes, casi normalizándose a los niveles previos a la aparición de la pandemia, según Wall Street Journal del 16 de julio. 

Todo esto a pesar del impacto negativo causado por la pandemia del virus PCCh que ha obligado a muchas empresas a funcionar con una capacidad limitada  y de que otras han cesado sus operaciones por completo.

Por otro lado, la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) informó el 2 de julio que la tasa de desempleo en los Estados Unidos cayó del 13,3% en mayo al 11,1% debido al récord de 4,8 millones de puestos de trabajo generados en junio.

A su vez, el presidente estadounidense Donald Trump consideró este aumento de los empleos como una noticia espectacular.

“El anuncio de hoy prueba que nuestra economía está volviendo a rugir” a pesar de la pandemia, dijo el presidente Trump.

“Estas mejoras en el mercado laboral reflejan la continua reanudación de la actividad económica que se había restringido en marzo y abril debido a la pandemia de coronavirus y los esfuerzos para contenerla”, informó en la misma ocasión la BLS.

José Hermosa-BLes.com