Redacción BLesEl presidente de El Salvador, Nayib Bukele, declaró en una entrevista que el aumento exponencial en los niveles de migrantes en la frontera sur es malo tanto para Estados Unidos, pero aún peor para América Latina, argumentando que extrae a personas vitales para construir las condiciones económicas sólidas que los mantendrían en su país de origen.

En una entrevista con el presentador de Fox News, Tucker Carlson, que se transmitió el martes por la noche, Bukele atribuyó el aumento en la frontera entre Estados Unidos y México a tres razones: la falta de oportunidades económicas, la ausencia de seguridad en América Latina y los incentivos brindados en Estados Unidos desde la llegada del presidente Joe Biden.

Bukele no ocultó que la situación económica crítica de El Salvador y otros países centroamericanos es la base de que millones de ciudadanos pretendan emigrar hacia los Estados Unidos en busca de un futuro próspero. Pero también advirtió que el sector de la población que generalmente elige irse, es justamente el rango etáreo que se necesita para formar la grandeza de cualquier país, por lo que en parte el remedio de muchos se termina transformando en la causa de la enfermedad.

“En lugar de exportar productos o servicios, estamos exportando personas”, dijo Bukele. “Para un país, no es rentable sacar a la gente. Además, es inmoral. Quiero decir, necesitas mantener a tu gente en su lugar”.

En este sentido el presidente salvadoreño criticó con firmeza las nuevas políticas de la administración Biden, señalando que las promesas estadounidenses de beneficios para los migrantes están incentivando el éxodo de personas de El Salvador y otros países latinoamericanos hacia Estados Unidos.

Además, Bukele dio por sentado que las políticas fronterizas estadounidenses actuales y la aplicación de las leyes de inmigración, o la falta de ellas, están contribuyendo a la crisis actual en la frontera internacional del sur de Estados Unidos.

Recientemente funcionarios mexicanos también expresaron su preocupación por la irresponsable política migratoria estadounidense la cual, según argumentaron, está incentivando el desarrollo de las pandillas y narcotráfico en México, con el consecuente aumento de la inmigración ilegal y el crimen organizado.

Le recomendamos:

Un funcionario mexicano familiarizado con los desarrollos migratorios, que habló bajo condición de anonimato con Reuters, dijo que el crimen organizado y las pandillas avocadas a facilitar la inmigración ilegal, comenzó a cambiar su forma tradicional de operar “desde el día en que Biden asumió el cargo” y ahora exhibe niveles de sofisticación “sin precedentes”.

“Los migrantes se han convertido en una mercancía”, dijo el funcionario, argumentando que ahora eran tan valiosos como las drogas para las pandillas. “Pero si un paquete de drogas se pierde en el mar, desaparece. Si los migrantes se pierden, estamos hablando de seres humanos”.

De este modo se suman cada vez más argumentos para afirmar que las políticas izquierdistas de Joe Biden de fronteras abiertas son un gran error que trae y traerá muchos inconvenientes tanto para estadounidenses como para latinoamericanos. 

Tal lo argumentado, un joven activo que migra hacia los Estados Unidos es un trabajador potencial que pierde el país latinoamericano necesario para su crecimiento. Por otro lado, tal como señalaron las autoridades mexicanas, una puerta abierta en Estados Unidos es vista como una oportunidad de negocio para los narcotraficantes, lo que alimenta el negocio e incentiva a los jóvenes a dedicarse a ese trabajo sucio en lugar de desarrollar nuevas ideas de trabajos dignos y productivos. 

Andrés Vacca – BLes.com