Redacción BLesEl gobierno de México ha expresado su preocupación sobre las políticas de inmigración de la administración Biden, advirtiendo que las mismas están incentivando el desarrollo de las pandillas y narcotrafico en México, con el consecuente aumento de la inmigración ilegal y el crimen organizado, reveló un nuevo informe tras las declaraciones de un funcionario mexicano.

Autoridades mexicanas anunciaron estar realmente alarmadas debido a las nuevas políticas de inmigración del presidente estadounidense, luego de que las detenciones en la frontera sur alcanzaran en febrero un nuevo récord en los últimos 15 años.

Un funcionario mexicano familiarizado con los desarrollos migratorios, que habló bajo condición de anonimato con Reuters, dijo que el crimen organizado y las pandillas avocadas a facilitar la inmigración ilegal, comenzó a cambiar su forma tradicional de operar “desde el día en que Biden asumió el cargo” y ahora exhibe niveles de sofisticación “sin precedentes”.

Eso incluye nuevos métodos de comunicación, el uso de tecnología para burlar a las autoridades y disfrazar las operaciones de contrabando como agencias de viajes.

“Los migrantes se han convertido en una mercancía”, dijo el funcionario, argumentando que ahora eran tan valiosos como las drogas para las pandillas. “Pero si un paquete de drogas se pierde en el mar, desaparece. Si los migrantes se pierden, estamos hablando de seres humanos”.

Por otro lado, César Peniche, fiscal general de Chihuahua, el estado con el tramo más largo de la frontera con Estados Unidos, declaró que las mayores concentraciones de migrantes en las zonas fronterizas han alentado a las pandillas a reclutar a algunos como mulas de la droga y secuestrar a otros por dinero.

“Tanto la política mexicana como la estadounidense deberían ser más claras para no estimular la inmigración ilegal”, recomendó Peniche.

Acorde a los recientes informes, para evitar ser detectados los migrantes ahora suelen viajar en pequeños grupos en lugar de grandes caravanas y cada vez siguen rutas más peligrosas y menos transitadas.

Le recomendamos:

Y los traficantes estarían utilizando las redes sociales como Facebook, WhatsApp, Instagram y YouTube, para actualizar sobre los puntos de control inminentes, cuando pasan los trenes de carga y cuando arrojarse del mismo cuando hay controles, dónde alojarse y qué artilugios utilizar para favorecerse de las nuevas leyes de inmigración, agregó el funcionario.

Los contrabandistas aconsejan a los migrantes que traigan niños para facilitar la solicitud de asilo. Además, los coyotes y traficantes les están diciendo a los migrantes de Centroamérica que les digan a los funcionarios de asilo que son víctimas de extorsión y perseguidos por pandillas.

El gobierno de México, que en su momento felicitó a Biden por romper con las políticas migratorias del expresidente Trump, ahora estaría viendo las consecuencias y problemas anunciados.

Incluso mientras algunos mexicanos festejan la cancelación de Biden sobre el trabajo en el muro fronterizo de Trump, algunos funcionarios dicen que es hora de que México vuelva a una idea que el gobierno planteó en 2019: mejorar la infraestructura a lo largo de su propia frontera sur con Guatemala, desde donde ingresan la mayoría de los migrantes que se dirigen a los Estados Unidos.

“México gasta más en cada nueva ola de migrantes de lo que costaría”, dijo otro funcionario a Reuters. “Tenemos que hacerlo”.

Andrés Vacca– BLes.com