Redacción BLes- Las empresas multinacionales de EE. UU. socavan los intentos del Presidente Donald Trump ante las amenazas del Partido Comunista de China (PCCh), según un artículo de opinión del editor del Daily Caller, Omeed Malik y Donald Trump Jr. hijo del presidente.

Así quedó claro cuando la administración Trump anunció que la plataforma tecnológica Wechat, vinculada al PCCh, representaba una amenaza para la seguridad nacional y por eso serían prohibidas las transacciones comerciales con esta empresa, según Daily Caller del 6 de octubre.

Después del anuncio, de inmediato las multinacionales estadounidenses protestaron argumentando que esa decisión afectaba los negocios, dando prioridad al aspecto comercial sobre la seguridad de la nación. 

Para los autores del artículo, Malik y Trump, el aferrarse a los negocios con el PCCh daña a la nación.  

“La ceguera deliberada del establecimiento y la adhesión dogmática al libre comercio con China ha fallado al pueblo americano”, sostienen.

“El comercio debe ser libre pero justo y no se puede permitir que el capitalismo se convierta en mercantilismo que a su vez pone en peligro nuestros derechos constitucionales y la seguridad nacional”, agregaron, de acuerdo con Daily Caller. 

Asimismo, se refieren a datos específicos que muestran cuánta ventaja ha tomado el PCCh sobre Estados Unidos.

Mencionan que desde el 2001 el país perdió más de 10 millones de puestos de trabajo en el sector manufacturero y que, adicionalmente, el PCCh obtuvo más de 1 billón de dólares de deuda estadounidense.

Paralelamente, forzó “descaradamente” la transferencia de tecnología de las empresas estadounidenses, y manipuló su moneda.

Por otro lado, el PCCh manipula a las corporaciones estadounidenses, un ejemplo lo presentó la NBA cuando rechazó que un director general de los Houston Rockets respaldara a los manifestantes de Hong Kong.

Otros ejemplos de su infiltración en EE. UU. es el adoctrinamiento de los estudiantes y de los principales estudios de Hollywood, donde se hacen películas para China, pero jamás alguna que los critique.

En otros campos, el PCCh violó la soberanía de los países con derechos sobre el Mar de la China Meridional y sigue violando los derechos humanos, entre ellos los de los practicantes de Falun Gong o Falun Dafa, de los uigures, de los hongkoneses y de los tibetanos. 

La penetración del PCCh en la mayoría de los países ha sido muy controvertida, al grado de que varios de ellos han protestado y tratado de crear alianza para contrarrestar la amenaza que implica. 

En este sentido, el secretario de Estado, MikePompeo ha sido infatigable en su labor de hacer que las naciones se liberen de la presión que ejerce el PCCh, indebidamente en muchos casos. 

Por otro lado, la penetración del PCCh en las actividades internacionales lo ha convertido en una amenaza mayor que la que representaba la Unión soviética durante la Guerra Fría, después de la Segunda Guerra Mundial, tal como lo expuso Pompeo, en su visita a la República Checa

“Hoy en día una amenaza aún mayor es la que plantea el Partido Comunista chino con sus campañas de coerción y control”, señaló Pompeo ante el Senado checo según difundió el Departamento de Estado el 12 de agosto.

“Eso es porque el PCCh ya está metido en nuestras economías, en nuestra política, y en nuestras sociedades en formas que la Unión Soviética nunca lo hizo”, agregó.

En este contexto, en su visita a Japón, Pompeo criticó con dureza al régimen chino en una reunión a la que asistieron los representantes de Australia, India y Japón. 

“Como socios en este Quad, [la asociación de EE. UU., Japón, Australia e India] ahora es más crítico que nunca que colaboremos para proteger a nuestra gente y socios de la explotación, corrupción y coerción del PCCh”, dijo Pompeo.

Agregando: “Lo vemos en los mares del sur y este de China, el Mekong, el Himalaya, el estrecho de Taiwán”, al referirse al partido dominante en China, de acuerdo con el informe de Reuters del 5 de octubre.

José Hermosa-BLes.com