Redacción BLes – Los fraudulentos procedimientos que enlodan el proceso electoral estadounidense resaltan aún más al comparar los resultados parciales que le dan ventaja al candidato demócrata presidencial, Joe Biden, con los hechos ocurridos durante su campaña y aún después. 

Para empezar, sorprende el récord de Biden al obtener tan alta votación total cuando perdió en casi todos los condados de Estados Unidos, salvo en ciudades de los estados de Georgia, Michigan, Wisconsin y Pensilvania, los tres últimos con gobernadores demócratas, destaca The Federalist del 23 de noviembre.

Resulta también contradictorio que mientras los demócratas eran derrotados en los escaños locales de la Cámara de Representantes y de los estados de todo el país, Biden fuera excepcionalmente favorecido por los votantes. 

Mientras tanto, los republicanos cambiaron la Cámara y el Senado en New Hampshire y fortalecieron sus posiciones en las legislaturas estatales en todo el país.

También resulta incoherente la baja votación que recibió Biden en las elecciones primarias, frente a las obtenidas por el presidente estadounidense, Donald Trump. 

Trump recibió el 94 por ciento de los votos primarios, siendo uno de los cinco titulares desde 1912 que ha recibido más del 90 por ciento del voto primario, y la historia señala que quienes superan el 75 por ciento son reelegidos. 

Hay que considerar que Trump, superó las cifras obtenidas en el 2016 en diez millones de votos.

No menos contrastantes resultan las inmensas multitudes de entusiasmados seguidores que aclamaban a Trump durante la campaña, frente a las pocas docenas de asistentes que acudian a las reuniones de Biden. 

Esta misma tendencia se vive aún después de las elecciones, cuando multitudes de republicanos salieron a demostrar su apoyo incondicional a Trump y a rechazar el fraude electoral.

Sin embargo, al discurso de acción de gracias de Biden tan solo asistieron 1.000 personas, hecho este que fue resaltado por el autor Jim Hoft en The Gateway Pundit.

“Joe Biden entregó un mensaje de teleprompter del Día de Acción de Gracias el miércoles.

Solo 1.000 personas vieron su declaración en vivo”, escribió Hoft. 

“¡Qué completa broma!”, agregó

Y también: “Los mentirosos demócratas quieren que creas que Joe Biden tuvo 80 millones de votos este año. Qué completa basura”, recalcó. 

El equipo de abogados de la Campaña Trump colocó en las manos de los jueces muchas de las pruebas que recopiló sobre las trampas perpetradas por los demócratas, y ahora la reelección depende que sean ellos quienes quienes la definan.

Asimismo, el apoyo de los estadounidenses sigue siendo el más alto, convencidos también de que Joe Biden y sus seguidores defraudaron el proceso electoral, según las encuestas recientes.

Aún en las redes sociales los mensajes de solidaridad se manifiestan cada día, como el de @EdwardAshton30. 

“Sr. presidente de los Estados Unidos que más de 74 millones de estadounidenses no creen que Joe Biden, un criminal demócrata corrupto y senil que ni siquiera podía llenar una mini furgoneta en sus manifestaciones, ganó 80 millones de estadounidenses desde su “sótano”, dijo este usuario. 

Y agregó: “No lo creo. La única forma en que Joe Biden podría ganar es el ‘fraude electoral’”.

El internauta @mattljames11 recuerda que el apoyo al presidente Trump es tan alto que algunos estados ni siquiera admitieron otro candidato republicano, como oponente. 

“Trump no tuvo oposición en la mayoría de los estados. Algunos estados no permitieron un rival republicano”, escribió @mattljames11.

Algunos inclusive hicieron gala de humor en sus mensajes, aludiendo a las decenas de miles de muertos que aparecieron votando por Biden, entre otros engaños. 

“Sí, es imposible señor presidente. Biden obtuvo sus votos de estos chicos”, escribió @IranLionness

José Hermosa – BLes