Redacción BLes– El principal experto en enfermedades infecciosas de EE. UU., el Dr. Anthony Fauci, consideró que es poco probable que se obligue a alguien a aplicarse la vacuna contra el virus PCCh (Partido Comunista chino), en su país. 

“No creo que nunca se ordene una vacuna para el público en general. Si alguien rechaza la vacuna no se le puede obligar a tomarla”, dijo Fauci el 18 de agosto en un encuentro virtual organizado por el sitio web Healthline.

Asimismo, Fauci explicó que la responsabilidad de las recomendaciones para el uso de las vacunas recae en las autoridades de salud de cada uno de los estados, que también pueden legislar sobre las vacunas anuales contra la gripe.  

Frente al gran impacto causado por el virus PCCh, varios países compiten por desarrollar una vacuna efectiva lo más pronto posible, tanto para detener los efectos nocivos de la pandemia como por el lucrativo negocio que podría representar.  

Por su parte, la administración de Trump calcula que la vacuna  podría estar disponible el año próximo. 

No obstante, no todos los estadounidenses estarían dispuestos a recibirla.

Una encuesta ejecutada por la firma Gallup encontró que el 65% de los entrevistados se vacunará, pero el 35% no, aún si fuera gratuita y aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por la sigla en inglés). El sondeo se realizó entre el 20 de julio al 2 de agosto.

La empresa Moderna, con sede en Boston, Massachusetts, EE. UU. en su proceso de elaboración de la vacuna contra el virus PCCh ya alcanzó la fase 3. En las pruebas participarían 30.000 voluntarios adultos sanos, según Forbes. 

Asimismo, la farmacéutica AstraZeneca también desarrolló su vacuna hasta fase 3.

Mientras se completa la vacuna, los tratamientos se enfocan a combatir las infecciones causadas por el germen patógeno en las primeras etapas. 

“Los antivirales directos, los anticuerpos monoclonales y el plasma de convalecencia se administrarán probablemente en una fase temprana, ya que están dirigidos contra el virus”, explicó Fauci.

La administración Trump impulsa decididamente el desarrollo de la vacuna.

Así, el presidente estadounidense Donald Trump donó los 100 mil dólares de su sueldo, correspondiente al primer trimestre de este año, al Departamento de Salud y Servicios Sociales  para implementar nuevas terapias y una vacuna efectiva en contra del virus PCCh. 

José Hermosa-BLes.com