Redacción BLes – El proyecto de ley republicano que está a punto de aprobarse en las últimas horas del jueves en el estado de Florida, por el cual se prohibirá el aborto después de las 15 semanas de embarazo, se espera que sea firmado sin mucha espera por el gobernador de Ron DeSantis. Uno de los momentos más esperados por los provida verá la luz el jueves durante la sesión legislativa, luego de que la Cámara de Representantes del estado, también con mayoría republicana, la aprobara el mes pasado.

El miércoles, tras varias horas de debate, los senadores republicanos habían rechazado una serie de enmiendas que propusieron los demócratas, que apuntaban a la excepción en caso de embarazos producto de una violación, incesto y tráfico de personas.

La senadora estatal Kelli Stargel, quien promovió el proyecto de ley de las 15 semanas, dijo que rechazaba la premisa de que un “niño debe ser asesinado por las circunstancias en que fue concebido” haciendo referencia a la excepción por violación que sugerían los demócratas. 

En la Cámara y el Senado, los demócratas han cuestionado que los fetos puedan sentir dolor a las 15 semanas. Sobre esto la senadora Stargel indicó que hay suficientes evidencias que indican que los fetos son capaces de sentir dolor en ese momento y lo dio como una de las razones por las que defiende la propuesta. 

La nueva legislación, que se pondrá en vigencia desde el 1 de julio, reemplazará a la actual, que permite el aborto hasta las 24 semanas de embarazo. 

Solo se harán excepciones a la medida de las 15 semanas en los casos que haya riesgo de vida de la madre o de “deterioro físico irreversible” o en casos que el feto tenga una anomalía mortal, según indica Reuters. 

Si los senadores aprueban el proyecto de ley, se espera que el gobernador Ron DeSantis, quien ha dado apoyo a la medida, lo firme de inmediato.

Tanto los provida como los que defienden el aborto también están observando de cerca un caso de la Corte Suprema de EE. UU. sobre un fallo en Misisipi que podría mantener en el estado la restricción de los abortos a 15 semanas y además hacer caer la histórica decisión Roe vs. Wade de 1973, que establece el derecho a interrumpir un embarazo antes de que el feto sea viable, normalmente alrededor de las 24 semanas.

Los jueces de la Corte Suprema de mayoría conservadora escucharon los argumentos del caso en diciembre.

Vanesa Catanzaro – BLes

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.