Redacción BLes- Según un reciente informe de Reuters, el Consejo de Seguridad de la ONU se está preparando para votar esta semana sobre una propuesta de Estados Unidos para extender un embargo de armas a Irán. Mientras tanto Gran Bretaña, Francia y Alemania intentan una difícil negociación con Rusia y el régimen chino para extender el embargo de armas. Rusia y China, aliados de Irán, han manifestado durante mucho tiempo su oposición a la medida estadounidense

Actualmente rige un embargo de armas que expirará en octubre en virtud de un acuerdo nuclear de 2015 entre Irán, Rusia, China, Alemania, Reino Unido, Francia y Estados Unidos que impide que Teherán desarrolle armas nucleares a cambio de un alivio de las sanciones.

Un diplomático chino en las Naciones Unidas, hablando bajo condición de anonimato con Reuters, dijo que extender el embargo de armas a Irán en cualquier forma carece de base legal y socavará los esfuerzos para preservar el acuerdo nuclear, y agregó que “no hay posibilidad” que la propuesta de Estados Unidos sea adoptada.

Mientras tanto el lunes la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Kell Craft, dijo a Fox News que tanto Rusia como el régimen chino quieren beneficiarse del fin del embargo de armas a Irán. “Rusia y China están esperando poder vender armas a Irán”, aseguró Kelly la embajadora. 

En su cuenta de Twitter agregó: “No podemos permitir que Irán continúe desestabilizando el Medio Oriente proliferando armas y armando a terroristas.”

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, convencido de que el acuerdo nuclear de 2015 era un absoluto fracaso decidió renunciar en 2018. Calificó el acuerdo como “una de las peores y más unilaterales transacciones en las que Estados Unidos haya participado”. Paralelamente el presidente Trump ordenó a su administración que comience de inmediato el proceso de reimposición de sanciones.

Volver a imponer las sanciones de las Naciones Unidas exigiría a Irán que suspendiera todas las actividades relacionadas con la investigación y desarrollo de armas nucleares y prohibiría las importaciones de todo lo que pudiera contribuir a esas actividades o al desarrollo de sistemas portadores de armas nucleares.

Se reimpondría el embargo de armas, se prohibiría a Irán el desarrollo de misiles balísticos capaces de transportar armas nucleares y se reimpondrían sanciones selectivas contra docenas de personas y entidades. También se instaría a los Estados a que inspeccionaran los envíos hacia y desde Irán y se les autorizaría a incautar cualquier carga prohibida.

Sin embargo, Richard Gowan, director de la ONU para el organismo de defensa de la prevención de conflictos International Crisis Group, dijo que había “cero posibilidades” de que se adoptara el intento de Estados Unidos de extender el embargo de armas y que era una estrategia para el retroceso. 

El proyecto presentado por Estados Unidos necesita al menos nueve votos a favor para obligar a Rusia y al régimen chino a usar sus vetos, algunos diplomáticos cuestionan si tendrá el apoyo suficiente para asegurar al menos esos nueve votos.

Andrés Vacca-BLes.com