Martin Luther King Jr. se caracterizó por su resistencia pacífica, mientras las protestas tras la muerte de George Floyd fueron violentas

El legado del Dr. Martin Luther King Jr., héroe de la libertad civil, se conmemora cada año, el 17 de enero, en Estados Unidos. Sin embargo, en medio de las celebraciones salió a la luz un video con declaraciones del presidente de la nación, Joe Biden, en el que alega que la muerte de George Floyd, hecho que exacerbó la división en este territorio norteamericano, tuvo mayor impacto de quien levantó a la nación contra la segregación de forma pacífica.

George Floyd fue un exconvicto que murió luego de ser neutralizado por un oficial de la Policía de Minneapolis. La causa de su deceso se calificó como «una combinación del uso de la fuerza por parte de los oficiales, la presencia de fentanilo y metanfetamina en el sistema de Floyd y sus condiciones de salud subyacentes», según el testimonio del médico forense del condado que recoge The New York Times.

Previo a este suceso, la policía arrestó a Floyd un total de 9 veces entre 1997 y 2007, indica el el sitio web Snopes caracterizado por la verificación de datos y el desmontaje de fake news. Estas detenciones se dieron en en su mayoría por cargos de drogas y robo que resultaron en sentencias de cárcel de meses, de acuerdo con los registros judiciales en el condado de Harris, que abarca la ciudad natal de Floyd, Houston.

Asimismo, la entonces novia de Floyd, Courteney Hall, confesó llorando que tanto ella como su pareja se volvieron adictos a los opioides en los últimos cuatro años, después de que a ambos se les prescribieran los medicamentos para el dolor crónico. Explicó que recurrieron al uso de drogas ilegales, luego de que se terminaron las prescripciones.

Es por ello que cuando en un encuentro con los medios de comunicación, el mandatario estadounidense indicó en junio de 2020 que “incluso el asesinato del Dr. King no tuvo el impacto mundial que tuvo la muerte de George Floyd”, sus palabras hicieron eco hasta ahora.

«Es como si la televisión cambiara el movimiento por los derechos civiles para mejor cuando vieron a Bull Connor y sus perros arrancándoles la ropa a mujeres negras ancianas que iban a la iglesia y mangueras contra incendios arrancándoles la piel a niños pequeños», continuó, en aquel entonces.

Para muchos el comentario fue «asqueroso», cuanto menos desagradable, pues no hay punto de comparación entre ambos. De hecho, un usuario en redes fue fulminante y llamó a «criminal y drogadicto» a George Floyd. Y es que aunque los medios masivos, de la mano del Partido Demócrata, han intentado pintar a George Floyd de héroe, su prontuario muestra lo contrario.

Martin Luther King Jr era anticomunista

De la misma manera que el cuarto poder ha intentado cambiar la historia de Floyd sucede con Martin Luther King Jr. CNN intentó retratarlo como un socialista, la evidencia demuestra lo contrario. En el documental, «Hombre de paz en tiempos de guerra«, aparece una entrevista donde le preguntan al Dr King: «¿Eres comunista?». Él responde:

«No, en absoluto. No lo he sido, no lo soy ahora y nunca lo seré, en términos de la filosofía del comunismo. Resulta que soy un predicador bautista y no creo que encuentres muchos predicadores bautistas que serían comunistas. Creo que el comunismo se basa en el materialismo metafísico, una especie de relativismo ético y un totalitarismo lacerante, una negación de libertades humanas básicas que considero derechos garantizados en la primeras enmienda (de la Constitución) que considero tan básicas que nunca podría ser un comunista ni preferiría un modo de vida comunista».

En su discurso más prominente, «Tengo un sueño«, King resaltó la importancia de «los inalienables derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad», garantizados en la Constitución, tres derechos que bajo el socialismo están condicionados. Y allí nuevamente choca con el discurso de Black Lives Matter, organización fundada por tres marxistas entrenadas que capitalizaron la muerte de George Floyd para exacerbar la división social.

Este movimiento promueve el «socialismo racializado», la antítesis del sueño de Martin Luther King Jr. En su histórico discurso frente al monumento de Washington, Luther King Jr. anunció que tenía un sueño “que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad”.

De modo que Black Lives Matter, que se alimentó de la muerte de George Floyd es la destrucción del sueño de Martin Luther King Jr. En lugar de juzgar a las personas por cómo actúan, pretenden que sea por cómo lucen.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.