La NASA publicó este viernes una preocupante serie de imágenes que muestran el descenso de las aguas del lago Mead desde 2020 hasta 2022

La NASA publicó este viernes una preocupante serie de imágenes que muestran el descenso de las aguas del lago Mead desde 2020 hasta 2022, ilustrando la profunda sequía que sigue padeciendo el oeste de Estados Unidos por culpa del cambio climático.

Según el Observatorio de la Tierra de la Nasa, el lago Mead se encontraba el 18 de julio en un 27% de su capacidad, un vertiginoso retroceso del nivel del agua si se compara con el 35% que presentaba en agosto del año pasado.

Y el lago Powell, que se encuentra por encima del Mead, está también al 27% y todo el sistema del río Colorado al 35%.

Es más, el 74% de la tierra de nueve estados del oeste del país padece algún nivel de sequía. Un tercio de esas tierras está en sequía extrema o excepcional. El 83% de Colorado está en sequía.

El observatorio afirma que se trata de una “espantosa muestra del cambio climático y la larga sequía, tal vez la peor en el oeste de Estados Unidos en 12 siglos”.

El lago Mead sirve de fuente de agua y electricidad para al menos 40 millones de personas a lo largo de siete estados y el norte de México. También es un área recreativa, pero cinco de las seis rampas de lanzamiento de embarcaciones están cerradas.

La Oficina de Recuperación (USBR), encargada de la gestión del Mead, el Powell y partes de la cuenca del Colorado, ha hecho una solicitud de emergencia a los estados de la cuenca del Colorado para que hagan una drástica reducción de consumo de agua en el próximo año y medio.

Las imágenes provistas por la Nasa fueron tomadas en julio de 2000, 2021 y 2022. Las zonas más claras alrededor del agua en las fotos más recientes son mineralizaciones de lo que estuvo durante años bajo el agua, un fenómeno llamado anillo de bañera.

La Nasa también ofreció datos de USBR que confirman la magnitud de la pérdida de reservas de agua. De acuerdo con USBR, la elevación en la presa de Hoover era de 1,041.30 pies (317.4 metros) sobre el nivel del mar, comparados con los 1,199.97 pies (341 m) del año 2000.

A máxima capacidad, a la que se acercó por última vez en los veranos de 1983 y 1999, el lago puede llegar a los 1,220 pies (372 m). Para poder operar las turbinas de la hidroeléctica el agua debe estar por encima de los mil pies.

Fuente: miamidiario.com

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.