Redacción BLes – John R. Smith, presidente del Comité de Acción Política Empresarial del Condado de Palm Beach, sostiene que cuando Donald Trump se convirtió en presidente de los EE. UU, tanto los líderes del régimen comunista chino como sus planes de expansión recibieron un “golpe impactante”.

Después de asumir su cargo, el presidente Trump lanzó fuertes aranceles a los productos chinos para demostrarle a Beijing que no les saldría barato seguir comportándose como un “estado deshonesto”, aseguró Smith calificándolo como el primer mandatario, en tiempos modernos, que demuestra capacidad para hacer tratos con China.

“Golpeó a China en su billetera económica y fiscal” –continuó diciendo a BizPac Review–, mientras impulsaba la reconstrucción del sector manufacturero del país y devolvía los empleos a los estadounidenses, tras años de políticas comerciales fracasadas.

“Los aranceles impuestos son como la medicina: no saben bien, pero son efectivos contra las naciones empeñadas en la destrucción económica de los rivales”, agregó.

Hoy en día, miles de empresas estadounidenses están abandonando el territorio chino, mudando sus fábricas a otros países. “China está aprendiendo que no debe perder el tiempo con Donald Trump, y sus antecedentes como negociador rudo de la ciudad de Nueva York”, señaló el también propietario de una compañía de servicios financieros.

En ese marco, Smith reseñó que los medios de comunicación no dejan de verter “mentiras y falsedades” sobre las negociaciones comerciales que está llevando a cabo el mandatario con el gigante asiático.

Asimismo, describió como China se ha beneficiado del “camino cobarde” que decidieron tomar los políticos estadounidenses y sus aliados desde hace casi dos décadas, “cediendo y siendo educados” por el régimen comunista chino en lugar de presentar batalla.

La polémica relación comercial con China del expresidente Obama

Llegado a este punto, se enfocó particularmente en la gestión de la administración del expresidente Barack Obama, calificándola como el punto máximo de la “desgracia política”, y atribuyéndole un déficit comercial de 825 mil millones de dólares.

“La debilidad y el apaciguamiento de Obama crearon un poderoso rival económico de China, lleno de poderío militar, lo que le permitió a China hacer reclamos territoriales en toda Asia que amenazaron la paz asiática”, aseguró denunciando que, entre tanto, los chinos “robaban ilegalmente tecnología avanzada y secreta de las compañías estadounidenses, violaban rutinariamente las leyes de marcas registradas y derechos de autor”.

En esa línea enunció varios sucesos de inacción estadounidense a través de los cuales el país asiático se fortaleció hasta el punto de volverlo “arrogante” con los años, destacando cuando el régimen comunista rompió las reglas de la OMC o ‘pirateó’ la Oficina de Administración y Presupuesto del gobierno federal y robó 23 millones de registros federales, momentos en los que –según observó Smith– el expresidente Obama decidió mirar para otro lado y guardar silencio.

“Sus políticas económicas [de Obama] socavaron la economía estadounidense y robaron empleos a los trabajadores estadounidenses. Los chinos inundaron Estados Unidos con fentanilo, y 72 000 personas murieron solo en 2017. Los diplomáticos chinos se acostumbraron a ganar bajo cualquier prueba de voluntad”, enfatizó.

Planes de expansión comunista

Gracias a las negociaciones del presidente Trump, pronosticó, EE. UU. no permitirá que el proyecto de la Franja y la Ruta del régimen chino cree una “red comercial global centrada en China”, que reemplace el actual sistema internacional que reconoce la soberanía de las naciones.

En ese marco citó las palabras que escribió el experto Gordon G. Chang para Wall Street Journal, quien subrayó que: “El Sr. Trump es lo único que se interpone entre nosotros y un mundo dominado por China”.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Temas: Categorías: América EE. UU. Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.