Redacción BLes – El presidente Joe Biden finalmente nominó el viernes 25 de febrero a la jueza de la corte federal de apelaciones, Ketanji Brown Jackson, para la Corte Suprema de EE. UU., y se espera que comience la primera ronda de reuniones con el Senado el día miércoles. 

Acorde a lo que reportó Politico, Jackson mantendrá reuniones individuales con el líder de la minoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, el líder de la mayoría del Senado, el demócrata Charles Schumer, el presidente de la Comisión Judicial del Senado, Dick Durbin (Demócrata por Illinois), el miembro de rango de la Comisión Judicial, el senador Chuck Grassley (Republicano por Iowa). 

“La jueza Jackson se puso a trabajar de inmediato, se preparó el sábado y el domingo, y está ansiosa por sus primeras reuniones con los senadores de ambos partidos”, dijo el portavoz de la casa Blanca al mencionado medio.

Si bien se cree que casi no habrá republicanos que voten por la nominada, los demócratas pretenden un proceso de confirmación rápido y bipartidista para la primera mujer negra en ocupar un cargo en el Supremo de EE. UU., y esperan que sea antes del receso de Semana Santa, que comienza el 9 de abril. 

El senador republicano Lindsey Graham con mayor afinidad con los demócratas, había votado junto a todos los miembros del caucus demócrata para confirmar a Jackson en el Tribunal de Apelaciones del Circuito de DC el año pasado. 

Pero luego de la nominación para la Corte el senador expresó su descontento hacia Biden por no haber elegido a la jueza de distrito de Carolina del Sur J. Michelle Childs, a quien estaba brindando apoyo y, en cambio, haberse corrido demasiado a la izquierda con su elección.

Esto escribió Graham en Twitter: “Si los informes de los medios son precisos y el juez Jackson ha sido elegido como candidato a la Corte Suprema para reemplazar al juez Breyer, significa que la izquierda radical se ha ganado al presidente Biden una vez más. Los ataques de la izquierda al juez Childs de Carolina del Sur aparentemente funcionaron”.

No obstante, los demócratas no necesitarían la ayuda de los republicanos para la confirmación, y solo requerirán de sus 50 votos para ganar, ya que la vicepresidenta Kamala Harris sería la que definiría frente a un empate. 

La jueza Jackson sustituirá al juez liberal Stephen Breyer, quien anunció su retiro luego de casi tres décadas en la Corte, el 27 de enero de 2022. 

Biden elogió su trayectoria durante la nominación diciendo que “No solo aprendió sobre ser juez del propio juez Breyer, sino que vio el gran rigor con el que el juez Breyer abordaba su trabajo”.

“Ella aprendió de su voluntad de trabajar con colegas con diferentes puntos de vista. Ahora, años después, da un paso al frente para ocupar el lugar del juez Breyer en la corte con una experiencia excepcionalmente lograda y de gran alcance”, dijo el presidente Biden.

Con la confirmación de la jueza Jackon, la línea ideológica de mayoría conservadora no cambiará en la Corte Suprema, ya que reemplazará a otro juez liberal, quedando la misma composición de 6-3. Por tal motivo frente a temas como el aborto y el control de armas, prevalecerá la posición conservadora.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.