Redacción BLes– El Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, estuvo en el programa de Mark Levin el domingo 9 de agosto, en el cual hablaron acerca de la demonización de las fuerzas policiales, sobre cómo el partido demócrata ha sido devorado por la izquierda radical a la cual denominó como una “religión secular”, y sobre el surgimiento de la violencia en las manifestaciones, que con la ayuda de los medios de comunicación principales, han logrado esconderla. 

Mark Levin inició la ronda de preguntas hablando sobre la audiencia que Barr recientemente tuvo con el comité judicial en el Congreso por el uso excesivo de la fuerza policial, donde los demócratas le hicieron acusaciones de diversas índoles al Fiscal pero no lo dejaron contestar. 

Al presentador le llamó la atención la falta de respeto y mal trato que sufrió Barr y le preguntó qué pensaba al respecto.

“Creo que tenían miedo de dejarme hablar. Así que decidieron apurarse todo el tiempo y no darme tiempo para responder. Así que rápidamente me di cuenta de la táctica,” respondió Barr.

Cuando el presentador le preguntó qué opinaba del nivel de hostilidad entre los diferentes partidos políticos, el fiscal general dijo que comparándolo con lo que solía ser hace 30 años atrás, cuando sirvió como fiscal general para George H. W. Bush, nunca había visto algo así, que en su época anterior la gente podía conversar a pesar de estar en diferentes partidos políticos, porque la política era solo parte de la vida, y no era tan importante como ahora.

Barr analizó por qué la sociedad está tan dividida actualmente: “Dentro de la familia teníamos dos maneras de resolver las disputas: una era la discusión… el mercado de ideas, para tratar de llegar a la verdad, teníamos la idea de que había alguna verdad a la que llegar. Y luego si no se podía llegar a un acuerdo estaba la votación.”

El fiscal agregó: “Hoy en día creo que la izquierda se ha retirado de este modelo y realmente representa a un Partido Revolucionario Ruso que cree en derribar el sistema, que lo que está mal en América hoy en día tiene que ver con las instituciones que tenemos y tenemos que derribarlas.”

Refiriéndose al partido demócrata dijo: “Están interesados en la victoria política completa, no están interesados en comprometerse, no están interesados en la dialéctica, en el intercambio de puntos de vista, están interesados en la victoria total y eso es una religión secular, es un sustituto de la religión, ven a sus oponentes políticos como malvados porque nos oponemos a su utopía progresiva que están tratando de alcanzar, y eso es lo que da la intensidad a los sentimientos partidistas que la gente siente hoy en día, porque para ellos, este peregrinaje en el que estamos todos es un peregrinaje político. Todo se reduce a la política. Para la gente que no tiene esa perspectiva, la política es importante pero no es el propósito de la vida.”

Esta es la ideología que ha devorado al partido demócrata agregó Levin, y por eso ninguno de los demócratas ha condenado la violencia de Antifa y Black Lives Matters

Barr dijo que algunos de los demócratas son “creyentes” realmente revolucionarios mientras que otros son cobardes que temen a la reacción de la izquierda, quieren ser reelectos y no quieren quedarse sin su carrera.

Los medios de comunicación principales han desempeñado un rol muy importante para instalar la narrativa de que las protestas son pacíficas. Barr dijo que los medios no muestran las imágenes de cuando los manifestantes lanzan proyectiles contra la policía y le han estado mintiendo a los estadounidenses. 

Levin preguntó al fiscal general si estaba preocupado por la forma en que los policías son tratados por los mismos funcionarios de gobierno a los que ellos reportan. 

Barr dijo que ser policía es cada vez más duro y para poder reclutar las mejores personas, tienes que mostrarles apoyo.

Antes de los eventos en Minneapolis con la muerte de George Floyd, ya era difícil mantener a la gente en la policía y había muchas vacantes. Después de la muerte de Floyd, las cosas empeoraron.

“Hablando en términos generales, tenemos una policía excelente en este país, fuerzas muy profesionales. Y estos eventos sí suceden, tenemos más de 600 mil policías en este país, y siempre hay algunas instancias de exceso del uso de la fuerza pero por mucho es una excelente fuerza policial. Pero si van a ser demonizados así no van a querer trabajar en estas ciudades,” explicó el fiscal general.

Las estadísticas respaldan los dichos del fiscal general. Desde que se inició el movimiento de “desfinanciar a la policía” y que como resultado algunos líderes demócratas realmente redujeron el presupuesto policial y hasta pasaron leyes para desmantelarla completamente, el crimen ha castigado especialmente a las comunidades de afroamericanos de ingresos bajos en ciudades como Nueva York, Chicago, Seattle, etc.

Barr dijo que él cree en que “todas las vidas negras importan” y que eso incluye oportunidades de trabajo, buena educación y seguridad, problemas que la Administración Trump ha abordado exitosamente.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com