Redacción BLesEl representante republicano por California, Devin Nunes, afirmó en una entrevista reciente que como resultado de la investigación especial de John Durham, algunos de los ex funcionarios de Obama que estuvieron involucrados en el intento de juicio político al expresidente Donald Trump, podrían ir a la cárcel.

John Durham, asignado por Trump como fiscal general de Connecticut en 2017, fue elegido por el exfiscal general William Barr en mayo de 2019 para liderar la investigación de la famosa ‘farsa de Rusia’ (Russia hoax) con la cual exfuncionarios de la era Obama, armaron un caso contra el expresidente para llevarlo a juicio político.

Trump fue absuelto y durante el proceso de su juicio político, se descubrieron irregularidades por lo cual se decidió abrir una investigación independiente sobre cuáles fueron los orígenes del primer impeachment contra el expresidente.

Nunes que es el miembro de mayor rango en el Comité de Inteligencia de la Cámara dejó entrever su esperanza en una entrevista el 15 de julio con Sara Carter de que el reporte de Durham está llegando a su final y habrá procesamientos de los culpables.

“Sigo siendo positivo, y supongo que tengo que serlo, que la gente va a ir a la cárcel, y van a ser procesados por el gran fiasco de Rusia y la farsa de Rusia”, dijo el legislador.

Nunes también dijo que el informe revelará la corrupción de muchos exfuncionarios y aunque no sean procesados criminalmente dejará abierta la posibilidad a que el Congreso los cite a declarar.

Le recomendamos: “Que me maten en la calle porque a casa no tiene sentido volver”: disidente cubano [4]

Ad will display in 09 seconds

“Puede que no sea tan amplio como queremos que sea”, dijo el republicano de California. “Pero miren, hay algunos autores importantes. Creo que, como usted y todo el mundo sabe, hemos hecho más de 14 derivaciones penales. Eso no significa 14 individuos. Eso significa 14 derivaciones criminales diferentes que involucran a múltiples individuos”.

El representante explicó en la entrevista que Durham tiene la autoridad para procesar a estos funcionarios corruptos, salvo que el jefe del departamento de justicia de Biden, Merrick Garland, ponga trabas a sus esfuerzos.

Si eso llegara a ocurrir, explicó Nunes “sería un gran problema, especialmente si los republicanos recuperan el control del Congreso porque tendríamos poder de citación”.

Las expectativas no son altas

Durante las audiencias de confirmación en el senado, a pesar de haber declarado que no veía problemas con que la investigación prosiga, Garland no se comprometió a apoyar la investigación de Durham o a hacer públicos los resultados de esta.

Sumado a ello, el único resultado después de los dos años que lleva la investigación de Durham fue una sola declaración de culpabilidad.

El año pasado, el exagente del FBI, Kevin Clinesmith, admitió haber falsificado un correo electrónico de la CIA para procurar una autorización para espiar a un exfuncionario de Trump.

En 2017 Clinesmith recibió un correo electrónico de la agencia de inteligencia central donde afirmaban que Carter Page, en su momento asesor de política internacional de Trump, no era una fuente de la agencia.

El exagente del FBI modificó el correo para que diga que Carter sí era una fuente de la CIA para así poder espiar sus comunicaciones.

No obstante, a pesar de la grave falta del exagente solo recibió un año de libertad condicional sin prisión. Como se llegó a la conclusión de que su comportamiento no constituye “vileza moral” solo revocaron su licencia de abogado por un año.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com