Redacción BLes- La Reserva Federal informó del aumento de los préstamos al consumidor de EE. UU, del 3.6% en julio, equivalente 12.200 millones de dólares, marcando una mayor dinámica de la economía del país. 

La importancia de este comportamiento financiero estadounidense se aprecia aún más al considerar que el gasto de los consumidores representa el 70% de la actividad económica de Estados Unidos. 

Asimismo, estos datos son significativos ante el impacto generado por el virus PCCh, que mermó el producto interno bruto el 31.7% en el trimestre de abril-junio, por el cierre de muchos sectores de la economía estadounidense, dejando a millones de personas sin trabajo.

Este incremento en las solicitudes de crédito es mayor aún que el 3.3 % registrado en junio, de acuerdo con AP del 8 de septiembre. 

El dinero solicitado se invirtió en la compra de automóviles y en el pago de matrículas estudiantiles, principalmente.  

Se espera que el PIB aumente a una tasa anual del 25% o más en el actual trimestre de julio a septiembre.

La economía estadounidense se recupera rápidamente después del caos producido por la pandemia del virus PCCh.  

En este sentido, el sector financiero ha tenido un mejor comportamiento que el de países como Reino Unido, Japón y China, entre otros países.

Asimismo la construcción de viviendas creció sustancialmente y la demanda de vehículos aumentó el 65% en los últimos tres meses. 

Los millones de empleos recuperados disminuyeron el desempleo a una tasa del 8.4%, luego de que en abril se hubieran perdido 20 millones de puestos de trabajo.

El presidente estadounidense Donald Trump celebró el descenso récord del desempleo, en uno de sus tuits. 

“¡Grandes números en empleos! 1.37 millones de empleos añadidos en agosto. La tasa de desempleo cae al 8.4% (¡Wow, mucho mejor de lo esperado!). Rompió el nivel del 10% más rápido y a mayor profundidad de lo que se creía posible”.

José Hermosa-BLes.com