Redacción BLesEl tribunal más alto de la nación escuchó este martes 12 de octubre, los argumentos en un caso relacionado con una ley de Kentucky que protege a los bebés por nacer de los abortos por desmembramiento.

El caso ante la Corte Suprema de Estados Unidos no se refiere directamente al derecho al aborto, sino que se centra en un asunto del procedimiento, acorde a lo que reportó The Hill.

Ahora los jueces del tribunal están considerando si el fiscal general de Kentucky, Daniel Cameron, puede  asumir la defensa de la ley provida después de que el gobernador Andy Beshear se negara a hacerlo, y luego de que la ley fuera derogada por los tribunales inferiores.

El caso surgió cuando EMW Women’s Surgical Center, la única clínica de abortos de Kentucky junto a dos de sus médicos abortistas, presentaron una demanda alegando que el Proyecto de Ley 454 de la Cámara, imponía una carga inconstitucional sobre el acceso al aborto. 

En 2018, los legisladores del estado de Kentucky aprobaron la ley que prohibía un método común de aborto en el segundo trimestre, conocido como “dilatación y evacuación”, cuando el gobernador republicano y pro-vida, Matt Bevin, estaba en el cargo.

La administración de Bevin defendió la ley en la corte, luego de que la clínica abortista EMW en Louisville presentara la demanda y el demócrata pro-aborto Beshear, quien cumplía funciones como fiscal general del estado en ese momento, se negara a defenderla.

Cuando el juez federal en Louisville derogó la ley en 2019, provocó una apelación de la administración del Estado liderada por los republicanos. Pero el año pasado ese fallo fue nuevamente confirmado.

Luego en 2020, un juez federal bloqueó la ley y el Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito confirmó el fallo. Cuando la administración de Beshear decidió no apelar, Cameron presentó una moción para intervenir en el caso.

Acorde a lo que informó Lifenews, Cameron en ese momento dijo: “Estamos agotando todas las opciones posibles para asegurarnos de que esta ley se siga defendiendo y, en última instancia, se aplique”.

Y agregó: “La ley extiende la compasión y la dignidad a los no nacidos al asegurar que no sean sometidos al horror y al dolor del proceso de desmembramiento mientras aún estén vivos”.

“Nunca permitiríamos el desmembramiento de ningún otro ser vivo, y vamos a seguir luchando, hasta llegar a la Corte Suprema si es necesario, para que no les  pueda  pasar a los niños por nacer”, aseguró el actual fiscal general.

Alexa Kolbi-Molinas, abogada del Proyecto de Libertad Reproductiva de la ACLU y abogada que argumenta en nombre del Centro Quirúrgico de Mujeres EMW, dijo: 

“Dos tribunales ya sostuvieron que esta ley viola los derechos de los habitantes de Kentucky”, agregando que, “La Corte Suprema debería poner fin a los intentos del fiscal general de obligar a las personas a continuar con sus embarazos en contra de su voluntad”.

Entre tanto, el fiscal general adjunto de Kentucky, Matthew Kuhn, dijo al Washington Examiner que sería “profundamente preocupante” que un tribunal federal impidiera que un estado defendiera sus leyes.

En diciembre, la Corte Suprema además se ocupará de un caso sobre la prohibición del aborto de 15 semanas de Mississippi. Lo cual desafía directamente el caso histórico Roe v. Wade de 1973, que reconoció por primera vez como derecho constitucional al aborto antes de alrededor de 24 semanas.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.