Redacción BLesLa Corte Suprema de Estados Unidos escucha este miércoles 3 de noviembre, los argumentos de un caso de derechos de armas, el más grande luego de más de 10 años, en el cual se evaluará si la ley de permisos de armas de Nueva York viola el derecho de la Segunda Enmienda, “el derecho a poseer y portar armas”, al imponer restricciones estrictas a la portación fuera de las casas.

La ley vigente de Nueva York desde 1913 establece que para portar un arma de fuego oculta en público para defensa propia, se debe solicitar una licencia y demostrar una “causa adecuada”, es decir una necesidad real de portar el arma.

Acorde a lo que informó Fox News, los demandantes del caso que llega a la Corte hoy miércoles, New York State Rifle & Pistol Association, Inc. v. Bruens, dicen que esas restricciones para los ciudadanos respetuosos de la ley van demasiado lejos. 

“La Constitución consagra no solo el derecho de los confinados en casa a tener armas, sino el derecho a portarlas fuera del hogar, donde la necesidad de autodefensa es aguda”, dijeron los abogados de los demandantes por el derecho de armas. Según la ley actual, “el momento en el que se puede llevar un arma de fuego fuera del hogar para la defensa personal… no es nunca, el lugar no es ningún lugar, y la forma no es ninguna. Eso es una anulación, no una regulación, del derecho”.

Según reportó AP, el fallo para este caso, podría terminar en una ampliación de los derechos de portación de armas en Nueva York, sin la necesidad de justificar la tenencia en las calles y en lugares concurridos, citando el metro, bares y estadios como alguno de los ejemplos.

En 2008, la Corte Suprema estableció el derecho individual a poseer armas pero solo en casa, en una votación de 5 a 4  en el caso District of Columbia v. Heller, y en ese entonces indicó también que se permiten muchos tipos de regulaciones sobre armas.

Desde entonces, el último y único otro caso donde se expidió la Corte de la Segunda fue en el de McDonald v. Chicago en 2010. Allí el Tribunal extendió la decisión anterior de Heller 

a un derecho nacional a tener un arma en casa para la defensa propia.

Pero ahora, el ala conservadora de la corte, que representa actualmente la mayoría por 6 a 3, luego de la asunción de la jueza Amy Coney Barrett, podría decidir que en todos los estados, quienes defienden la tenencia de armas para una legítima defensa, puedan portarlas también fuera de sus hogares.

Mientras que los grupos que están en contra de la portación de armas en las calles, dicen que un fallo de la Corte que elimine las restricciones en los estados resultaría en más violencia, los que defienden la portación alegan que justamente el aumento de la violencia en las calles es la razón por la que tienen derecho a estar armados, para una legítima defensa.

Barbara Underwood, procuradora general de Nueva York, defiende la ley, fue quien recalcó la necesidad de regular las armas ocultas para la seguridad pública, señalando que un aumento de la cantidad de armas de fuego en el sistema de metro de la ciudad de Nueva York “aterroriza” a la gente.

Pero el juez conservador Samuel Alito, contradijo su argumento al alegar que ya hay personas con armas ilegales en el metro y otras áreas públicas, pero que a las personas comunes y de trabajo no se les permite estar armadas. 

La mayoría de los estados tienen leyes que facilitan la obtención de un permiso de transporte oculto. Pero Nueva York, California, Delaware, Hawai, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island, han impuesto regulaciones más estrictas.

El caso New York State Rifle & Pistol Association v. Bruens será el primer caso importante sobre derechos de armas escuchado por el tribunal superior en muchos años, pero habrá que esperar la resolución final de la Corte que se espera se dé en junio de 2022.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.