Redacción BLes – El lunes 21 de mayo, la Casa Blanca emitió un comunicado en su página que se titula: “Lo que necesitas saber sobre los animales violentos de MS-13”, algo que podría parecer un enunciado muy fuerte; sin embargo al entrar en profundidad en el tema y saber la cantidad de víctimas torturadas en manos de esta pandilla, no parece un calificativo tan fuerte en comparación.

Después de todo ¿qué es lo que diferencia a un animal de un ser humano? Fundamentalmente, la moralidad, la capacidad de discernir lo bueno de lo malo y la de arrepentirse, factores que están totalmente ausentes en los miembros de esta pandilla.

La sigla MS-13 se refiere a la pandilla Mara Salvatrucha, de origen centroamericano, que se ha expandido en los Estados Unidos, en donde tan solo en Long Island, Nueva York, ha causado una oleada de asesinatos que impulsó al gobernador Andrew Cuomo, este mes, a disponer de 7.5 millones de dólares para combatirla.

Según el reciente comunicado de la Casa Blanca, las comunidades de Nueva York han sufrido tremendamente por la aberrante violencia de la MS-13. Casi el 40 por ciento de todos los asesinatos en el condado de Suffolk, Nueva York, entre enero de 2016 y junio de 2017 estuvieron vinculados a esta pandilla.

Este grupo comete impactantes actos de violencia para infundir miedo, incluidos ataques de machete, ejecuciones, violaciones colectivas, tráfico humano y más. En su lema MS-13 deja en claro que su objetivo es “matar, violar, controlar”. La pandilla tiene más de 10.000 miembros en los Estados Unidos diseminando violencia y sufrimiento, de acuerdo al texto oficial.

Investigaciones recientes revelaron que los líderes de pandillas MS-13 -con base en El Salvador- han estado enviando representantes a los Estados Unidos ilegalmente para conectarlos con delincuentes locales. Estos líderes de pandillas con base en el extranjero dirigen a los miembros locales a ser aún más violentos en un esfuerzo por controlar más territorio e ir expandiéndose como un virus.

“La administración entera del presidente Trump está trabajando incansablemente para llevar a estos animales violentos ante la justicia”, afirmó la Casa Blanca.

Horribles crímenes de naturaleza inhumana

En el Estado de la Unión en enero de 2018, el presidente Trump llevó como invitados especiales a Elizabeth Alvarado, Robert Mickens, Evelyn Rodríguez y Freddy Cuevas, los padres de Nisa Mickens y Kayla Cuevas, respectivamente. La policía asegura que las jóvenes Nisa y Kayla fueron perseguidas y brutalmente asesinadas por pandilleros de MS-13 en Long Island, Nueva York, en 2016. El comisionado de policía del condado de Suffolk declaró que “los asesinatos muestran un nivel de brutalidad casi inigualable”.

Freddy Cuevas, Robert Mickens y familia muy afligidos en el Estado de la Unión, enero de 2018.

En Maryland, los miembros de MS-13 están acusados ​​de apuñalar a un hombre más de 100 veces y luego decapitarlo, desmembrarlo y arrancarle el corazón de su cuerpo. La policía cree que los miembros de la MS-13 en Maryland también golpearon salvajemente a una víctima de trata de personas de 15 años. Los ‘animales MS-13’ usaron un bate de beisbol y se turnaron para golpearla casi 30 veces en total.

En Houston, Texas, dos miembros de MS-13 fueron acusados ​​luego de secuestrar y agredir sexualmente a una niña y asesinar a otra. Sin mostrar signos de arrepentimiento alguno, los pandilleros se jactaron y se rieron ante las cámaras en el tribunal mientras enfrentaban los cargos.

En enero de 2017, los miembros de MS-13 fueron acusados ​​de matar y acosar a un adolescente en el condado de Nassau. Según los informes, los pandilleros vieron el asesinato como una forma de aumentar su posición en la pandilla.

La policía cree que en abril de 2017 cuatro jóvenes fueron brutalmente asesinados por miembros de MS-13 en Long Island. Una de las víctimas era un hombre joven de visita en la ciudad de la familia durante las vacaciones de Semana Santa. Apenas el mes pasado, en abril de 2018, se informó que MS-13 pidió a sus miembros en ese barrio neoyorquino que mataran a un policía por el mero hecho de hacer una declaración.

La semana pasada el presidente Trump llamó a estos pandilleros “animales”. Si bien muchos medios de comunicación publicaron que él se refirió con este término a todos los inmigrantes ilegales, el mandatario aclaró el “malentendido” por su cuenta de Twitter:

“Los medios de comunicación falsos me tenían llamando a los Inmigrantes, o a los Inmigrantes ilegales, “Animales”. ¡Equivocado! Fueron forzados de mala gana a retirar sus historias. Me refería a los miembros de la Pandilla MS 13 como “Animales”, una gran diferencia, y así es. Fake News se equivocó a propósito, como siempre”.

Temas: Categorías: América EE. UU.

Video Destacados