El día viernes el presidente Donald Trump viajó a Florida para reunirse con el secretario de defensa Mark Esper, quien lo informó sobre la campaña anti narcóticos.

El presidente Trump visitó el Comando Sur, en Florida, donde se reunió con el secretario de defensa de los Estados Unidos para recibir información sobre las operaciones contra los cárteles de drogas, trabajo que se está realizando en cooperación entre 16 agencias federales y 22 socios internacionales.

A medida que los gobiernos y las naciones se centran en el coronavirus, existe una amenaza creciente de que los cárteles, criminales, terroristas y otros actores malignos intenten explotar la situación para su propio beneficio. Y no debemos dejar que eso suceda”. Esas fueron las palabras del presidente Trump tras su encuentro con las autoridades del Comando Sur. 

A comienzos de año, el presidente Trump realizó un pedido especial a su administración de redoblar los esfuerzos en las operaciones antinarcóticos, sobre todo en el hemisferio occidental del país. Para llevar a cabo estas operaciones, se aprobó el despliegue de barcos, aviones y fuerzas de seguridad adicionales para ayudar en la misión. 

Tal como informó la Casa Blanca, el trabajo se está realizando en cooperación con otras 22 naciones comprometidas en combatir el narcotráfico en el mundo. Los despliegues militares en el Caribe y en el Pacífico, resultaron en un aumento del 75% en aviones de vigilancia, y en un 65% en barcos respecto a años anteriores. 

Los esfuerzos parecen no ser en vano si tenemos en cuenta que desde que se lanzaron las nuevas políticas se han incautado más de 120 toneladas métricas de narcóticos que equivalen a miles de millones de dólares, y también se realizaron más de 1000 arrestos. 

Basados en números oficiales, que lamentan 70000 muertes al año por sobredosis de drogas en los Estados Unidos, la administración Trump siempre tuvo en agenda la guerra contra el narcotráfico. 

Estas son algunas de las acciones informadas por la Casa Blanca al respecto:

  • Construcción de un muro fronterizo en el límite Sur del país, con el objetivo de reducir el histórico ingreso ilegal de drogas y el tráfico de personas y armas.
  • Compromiso con el régimen chino y México, en reducir los suministros de heroína, fentanilo y otros opioides ilícitos. 
  • Acciones concretas contra la venta de drogas mortales a través de internet, incluido el cierre del mayor distribuidor de drogas Darknet del país.
  • Además de buscar reducir los suministros de opioides, la administración Trump lidera los esfuerzos en prevenir los abusos en consumo y aumentar los servicios de tratamientos y recuperación. 

El almirante de la Armada Craig S. Faller, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, dijo que las fuentes de inteligencia aseguran que estos carteles están observando el aumento de actividad militar y control en las zonas de tráfico y están acumulando drogas e intentando cambiar sus tácticas. 

También se le informó al presidente Trump que la participación de socios internacionales es clave. La inteligencia y el intercambio de información, la capacitación conjunta y las capacidades nacionales mejoradas hacen que las fuerzas de los socios internacionales sean consideradas.