Redacción BLes– La campaña que trabaja por la reelección del presidente estadounidense Donald Trump desplegó el movimiento Trump Victory como su plan ‘B’, utilizado en el 2016, para superar la insistente censura de las grandes tecnológicas y de los medios. 

Las redes sociales Twitter y Facebook censuraron desde el principio el descubrimiento de la escandalosa corrupción que rodea al candidato demócrata presidencial, Joe Biden, y a su hijo Hunter, y los grandes medios la desmienten y la ignoran tratando de proteger a Biden, en contra de su obligación de informar. 

Asimismo, son renuentes a destacar los logros obtenidos por la administración Trump en beneficio de los estadounidenses.

Para superar esta barrera el Comité Nacional Republicano (RNC, por la sigla en inglés) y la campaña Trump se unieron desde el principio para activar el movimiento “Trump Victory”, para el logro de sus objetivos y lograr la reelección.

Trump Victory, como plan ‘B’ recurre a reservar espacios de emisión a través de la radio y la televisión para poder difundir ampliamente sus mensajes a escala nacional.

“El RNC ha pasado los últimos tres años construyendo una robusta operación de reservación para que los más grandes defensores del Presidente salgan en programas de televisión y radio en todo el país”, dijo la Subdirectora de Comunicaciones de la RNC para Asuntos de Medios de Comunicación, Johanna Persing, según Townhall del 31 de octubre. 

“Las decenas de miles de entrevistas reservadas han ayudado a compartir los muchos éxitos históricos de la Administración Trump con los televidentes y oyentes de los 50 estados”, agregó.

Estos espacios son utilizados por las personas afines al presidente Trump para comunicar los mensajes de la campaña y así eludir el bloqueo de los medios, que termina siendo ineficaz, en gran medida.

Muchas personas representan a Trump en los actos de campaña y otras difunden sus políticas y resultados a través de entrevistas, y utilizan las emisiones en los horarios reservados. 

Trump Victory reservó más de 23.000 entrevistas, cuadruplicando las realizadas en 2016.

Los temas de estas entrevistas no siempre son relativos a la reelección de Trump, sino a otros aspectos que su administración considera importante que sean conocidos por los estadounidenses. 

Uno de ellos fue la confirmación de la Juez Amy Coney Barrett, o el desastre causado por el virus PCCh (Partido Comunista de China).

Dentro de los colaboradores que suelen representar a Trump se destaca la intervención de los miembros de su familia, entre ellos Donald Jr., Ivanka y Eric. 

Para el cierre de campaña las multitudes de seguidores de Trump se constituyen en un indicador muy revelador de quien seguirá ocupando la Casa Blanca. 

Se considera que al rally de Pensilvania acudieron cerca de 57.000 personas, se considera que es una cifra histórica. 

El 1° de noviembre Trump asistió a 5 eventos de campaña, y estuvo rodeado de sus seguidores hasta las 2 A.M. 

“El Presidente Trump tuvo 5 mítines llenos el domingo empezando a las 10 am y terminando  después de las 2 am”, tuiteó el usuario @mikeandersonsr. 

“¿Qué hizo Joe ayer?”

“¿Quién lo quiere más?”, concluyó.

José Hermosa-BLes.com

También te puede interesar: