Redacción BLes– La campaña para remover al gobernador de California y llamar a unas nuevas elecciones en el estado, logró este fin de semana un récord al llegar a 1.2 millones de firmas, quedando muy cerca del objetivo final de 1.5 millones.

El legislador republicano, Kevin Kiley, impulsor de la campaña, publicó la noticia en su cuenta de Twitter.

“Agreguen estas peticiones que son solo de hoy a las 1.2 millones de firmas pidiendo la remoción [de Gavin Newsom]”

La fecha límite de la iniciativa es el 10 de marzo del corriente año. Si la campaña logra recolectar 1.5 millones de firmas de votantes registrados del estado, lo que representa un 12% del total de votantes en la última elección, un juez determinará la destitución del gobernador y se realizarán las elecciones.

Durante las elecciones a gobernador del 2018, donde Gavin Newsom fue elegido, 4.7 millones de californianos votaron en su contra por lo que se estima no sería tan difícil conseguir 1.2 millones de firmas para destituirlo.

Los desatinos del gobernador

California es uno de los estados con las mayores restricciones impuestas sobre la gente bajo el argumento de la pandemia.

Según un reporte de Yelp, California es uno de los estados con la mayor cantidad de negocios cerrados durante la pandemia.

Desde el 1 de marzo al 10 de julio, 33.000 negocios y tiendas cerraron, la mitad de estos permanentemente y la otra mitad temporalmente.

No obstante, a varios funcionarios de gobierno responsables de esta política de encierro se los vio cenando con varias personas en restaurantes, rompiendo sus propias reglas y generando indignación.

Newsom fue duramente criticado luego de que una mujer lo identificara cenando en el famoso French Laundry en el Valle de Napa y publicara sus fotos, poco después de que el gobernador les dijera a los californianos que no podían reunirse para el Día de Acción de Gracias.

John Cox, quien perdió las elecciones contra Newsom en 2018, uno de los organizadores de la campaña, dijo a Fox News: “Está absolutamente ganando tracción. Estamos recibiendo peticiones no solo de republicanos, sino también de demócratas e independientes. Esto simplemente ha durado demasiado… la mala gestión que ha acompañado a esta pandemia”.

Según Gateway Pundit, las firmas sólo son válidas físicamente y no online por lo que se sugiere buscar a un organizador cercano en la página web de la campaña.

Sumado a eso, los funcionarios encargados de suministrar los datos con los que supuestamente el gobernador determina si la cuarentena debe continuar o no, decidieron no compartir esta información públicamente, lo que ha exasperado aún más a la opinión pública.

Según Washington Examiner, la vocera de la Agencia de Salud y Servicios Humanos, Kate Folmar, dijo: “Estas condiciones inestables, sobre el terreno, no pueden reducirse a un solo dato, y hacerlo sería engañar y crear una mayor incertidumbre para los californianos”.

Jot Condie, presidente y director general de la Asociación de Restaurantes de California, también se mostró molesto por la decisión de no compartir los datos de la pandemia.

“Están haciendo proyecciones y tomando decisiones que tienen grandes consecuencias para la vida de la gente. Es una agencia pública, así que es curioso que no compartan los datos, especialmente con los funcionarios locales de salud. Ellos también necesitan un aviso previo”.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com