Redacción BLes- El abogado del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani, reveló que tiene unos 60 o 70 testigos que han visto casos de fraude electoral en Pensilvania durante las elecciones presidenciales y que se ofrecieron a declarar. Aseguró que la evidencia es tal que podría cambiar radicalmente el panorama actual de las elecciones presidenciales. 

En diálogo con la presentadora Maria Bartiromo de Fox News, el exalcalde de la ciudad de Nueva York informó que si bien no puede revelar toda la información que posee el equipo legal, adelantó que la campaña de Trump podría lanzar hasta diez demandas relacionadas con el recuento de votos en el estado.

“Ahora mismo, tenemos una demanda que ya está en marcha”, reveló al abogado de Trump. “En Filadelfia, donde estamos más adelantados, tenemos unos 60 o 70 testigos en Pensilvania, Filadelfia y Pittsburgh”, detalló.

Giuliani explicó lo que pasó en Pittsburgh, ciudad gobernada por los demócratas, donde los observadores republicanos debieron permanecer alejados o directamente afuera de la sala donde se estaba llevando a cabo el conteo de los votos por correo durante 24 horas.

También te puede interesar:

“Por supuesto, son las boletas altamente sospechosas”, añadió detallando que “durante ese período de tiempo, se contaron por lo menos 135.000 papeletas, ninguna de las cuales fue observada por ningún observador republicano como exige la ley”.

También explicó que los fajos de papeletas de voto por correo fueron llevados tarde.

“Parecía que estaban tratando de compensar la diferencia de 700.000 que tenían de la noche de las elecciones”, indicó Giuliani en referencia al holgado margen que Trump mantenía sobre Biden en la noche del 3 de noviembre.

Asimismo, alegó que otras 300.000 boletas fueron contadas mientras que a ningún observador republicano se le permitió observar.

“Aunque fuimos a la corte y se nos permitió acercarnos seis pies [casi 2 metros], los demócratas movieron el lugar de conteo seis pies más lejos”, detalló afirmando que tal irregularidad está filmada.

En ese sentido, detalló que hay más de 50 testigos del hecho y que el martes presentarán una demanda por “violar los derechos civiles, por llevar a cabo una elección injusta, por violar la ley del estado, por tratar a Pittsburgh y a Filadelfia de manera diferente al resto del estado”.

Ante la inmensa cantidad de irregularidades observadas, Giuliani dijo que no hay manera de determinar la validez de miles de votos.

“Estamos ahora en 450.000 boletas de correo definitivo que separaron del sobre, tiraron el sobre”, explicó. “Nunca podremos decir si son válidas o no”, lamentó.

Asimismo, el abogado de Trump indicó que revisarán si hubo votos emitidos en nombre de personas fallecidas y examinará los votos atrasados.

“Ahora tenemos pruebas, no solo de la Oficina de Correos, sino de otros, de que hubo una fecha anterior”, indicó revelando que se trataría de unos 2.000 o 3.000 votos.

Ante la pregunta de la presentadora Bartiromo: “¿Cree usted que tiene suficiente para cambiar el destino de las elecciones?”, Giuliani no lo dudo: “Creo que tenemos suficiente para cambiar Pensilvania”.

En cálculos de la campaña de Trump, se trataría de nada más ni nada menos que unos 900.000 votos que podrían ser cuestionados por la evidencia de fraude.

“Las elecciones de Pensilvania fueron un desastre”, aseguró al respecto.

Para finalizar, Giuliani llamó al presidente Donald Trump a no ceder en su reclamo de un resultado transparente en la elección.

“Hay fuertes evidencias de que esta fue una elección que en al menos tres o cuatro estados, y posiblemente 10, fue robada”, aseguró.

“En otras palabras, se basó en votos falsos”, sintetizó.

Miguel Díaz-BLes.com