Redacción BLes.com – 95 organizadores de campaña latinos del Partido Demócrata de Florida, Estados Unidos, acusaron de maltrato a la campaña del candidato presidencial estadounidense Joe Biden, y de generar una cultura de trabajo”’tóxica”, entre otras denuncias, a solo 100 días de las elecciones.

También argumentaron la “supresión del voto latino” en una carta interna de siete páginas presentada el 24 de julio que exponía además otras ocho denucias, entre ellas, la falta de un “plan de acción responsable” para coordinar los esfuerzos de difusión entre los votantes en la campaña de Biden, según el Miami Herald. 

Asimismo, destacaron el maltrato a los organizadores, el traslado de miembros del personal capacitado sin explicación, la falta de recursos y el aceptar voluntarios que luego se quedaron en el olvido.

“La [Campaña Coordinada de Florida] está suprimiendo el voto hispano al retirar a los organizadores hispanohablantes del centro de Florida sin explicación, por lo que no se logra enfrentar un sistema de política dominado por los blancos contra el que se supone que trabajamos como organizadores de un partido progresista”, relata parte del contenido de la carta. 

Estos requerimientos ocurren en medio de las negociaciones entre la Campaña Coordinada en Florida de los demócratas y el sindicato de organizadores de campo, el IBEW Local 824.

“Estamos aproximadamente a 100 días de las elecciones, y no hay un programa funcional de divulgación y organización de las comunidades hispanohablantes, brasileñas/portuguesas y haitianas/criollas en nuestro Estado”, continúa.

“No hay objetivos, guiones, infraestructura de datos, alcance comunitario, o bancos telefónicos establecidos para esto”, agrega el mismo texto.

Los organizadores sostienen que la Campaña Coordinada no cuentan con una infraestructura adecuada y que genera una cultura de trabajo “tóxica” que perjudica la moral del personal sobre el terreno, según Townhall. 

Por su parte, el director estatal de la campaña de Biden en Florida, Jackie Lee, dijo: “Esperamos poder discutirlos con los organizadores y obtener sus comentarios tan pronto como sea posible”.

Estas complicaciones de los demócratas a tan poco tiempo del decisivo día de las elecciones podrían significar una ventaja para los republicanos, interesados en la continuidad del presidente estadounidense Donald Trump al frente de la gestión en la Casa Blanca. 

En el 2016 Trump ganó en el estado de Florida con el 49 por ciento, venciendo a su oponente, la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton, quien obtuvo el 47,8 por ciento de la votación. 

José Hermosa – Redacción BLes.com