Redacción BLes– El uso de mascarillas volverá a ser obligatorio en el Congreso de EE.UU. debido a la cepa COVID-19 delta, altamente transmisible, según el médico del Capitolio.

Brian Monahan ha ordenado a todos los miembros de la Cámara de Representantes que se pongan prendas faciales. La decisión del 27 de julio se produjo horas después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dieran marcha atrás en sus orientaciones anteriores y recomendaran a todos que se las pusieran en lugares cerrados, independientemente de su estado de vacunación.

“Para las reuniones en un espacio cerrado controlado de la Cámara de Representantes de EE.UU. se requieren mascarillas”, dijo en un memorando obtenido por The Hill.

Aunque Washington no ha experimentado un salto alarmante en las infecciones por el virus PCCh en comparación con las demás jurisdicciones, Monahan consideró que la precaución no era excesiva para los representantes que se desplazan desde zonas de alto riesgo.

“En representación de un conjunto de personas que viajan semanalmente desde diversas zonas de riesgo (tanto de alta como de baja tasa de transmisión de la enfermedad), todos los individuos deben llevar una máscara de filtración de grado médico bien ajustada (por ejemplo, una máscara quirúrgica de orejas o una máscara KN95) cuando se encuentren en un espacio interior”, dijo según la publicación.

Su política enmendada se produjo sólo 47 días después de que permitiera a los miembros y a su personal ir sin máscara en la Cámara o en las salas de los comités, según el New York Post.

Le recomendamos: Base MILITAR SECRETA SUBTERRÁNEA china REVELADA por las INUNDACIONES

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Los informes sobre los casos de infección inesperada entre algunos demócratas totalmente vacunados y dos funcionarios de Washington habían hecho que varios representantes volvieran a cubrirse voluntariamente la nariz y la boca.

Sin embargo, no todos los congresistas han acogido con satisfacción el memorándum. El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (republicano de California), expresó su preocupación por que los demócratas tengan que volver a usar mascarillas.

“No se equivoquen: la amenaza de volver a usar mascarillas no es una decisión basada en la ciencia, sino una decisión conjurada por funcionarios liberales del gobierno que quieren seguir viviendo en un estado de pandemia perpetua”, dijo en Twitter.

El mandato de llevar máscara acompañará a la legislación de 2020 que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (demócrata de California), defendió para multar a los miembros que desobedezcan la norma.

Los miembros de la Cámara que no lleven máscaras en el hemiciclo serán multados con 500 dólares por la primera infracción y con 2.500 dólares por la segunda. Seis republicanos ya han tenido que pagar 500 dólares por descuidar deliberadamente las máscaras antes de que Monahan eliminara el requisito por última vez.

El representante Thomas Massie (R-Ky.) reveló que él y sus compañeros republicanos Reps. Marjorie Taylor Greene (Ga.) y Ralph Norman (S.C.) están demandando a Pelosi por imponer multas.

“Nancy Pelosi lo hizo por edicto, no hay ninguna ley, cambió esta norma por su cuenta [y] lo hizo inconstitucionalmente”, dijo Massie según el Courier-Journal.

El congresista cree que las multas son un claro ejemplo de extralimitación normativa y vulneran partes de la Constitución estadounidense.

“En este caso, la multa de Nancy Pelosi contra nosotros por no llevar una máscara viola la 27ª Enmienda”, dijo según el periódico.

Promete impugnar el asunto en la justicia por sus colegas y por la Constitución.

“Estamos aquí hoy no por 500 dólares de multa, sino porque el pueblo estadounidense necesita que alguien luche, y está cansado de gente que no quiere luchar”, dijo. “Vamos a luchar y hemos presentado este caso”.

BL entiende que el Senado de Estados Unidos no está sujeto al último mandato de la máscara. Se entiende que los republicanos del Senado están menos preocupados por la constitucionalidad de tener que llevar prendas faciales.

Laura Enrione – BLes.com