Redacción BLes– La alcaldesa de Chicago, la demócrata Lori Lightfoot, no se disculpa por haber hablado con periodistas no blancos para promover la diversidad en la Ciudad del Viento.

“No me disculpo por ello, porque ha estimulado una conversación muy importante, una conversación que era necesaria, que debería haber tenido lugar hace mucho tiempo”, dijo según el New York Times.

De hecho, Lightfoot está tan satisfecha con su política de los llamados periodistas de color que promete seguir posponiendo las entrevistas con reporteros blancos en el futuro.

“Lo volvería a hacer absolutamente”, dijo según el periódico.

La alcaldesa hizo el anuncio tras el segundo aniversario de su toma de posesión, en el que se comprometió de forma polémica a impedir que los periodistas blancos tuvieran entrevistas individuales con ella.

En declaraciones al periódico el 26 de julio, Lightfoot afirmó que sigue queriendo abordar la supuesta falta de diversidad de la ciudad.

“Volviendo a la razón por la que me presenté, para alterar el statu quo”, dijo. “Los medios de comunicación tienen una importancia crítica para nuestra democracia… [y] los medios de comunicación están en una época de increíble agitación y perturbación, pero nuestro cuerpo de prensa del Ayuntamiento parece de 1950 o 1970”.

La demócrata espera que el boicot a los reporteros blancos obligue a las organizaciones de medios de comunicación a contratar a más afroamericanos.

“Las personas que toman las decisiones de contratación tienen que centrarse en la diversidad”, dijo.

Lightfoot subrayó que la industria de los medios de comunicación en Chicago carece de periodistas de color.

Le recomendamos: Los PLANES COMUNISTAS de INFILTRARSE en EE. UU. para DESTRUIRLO, revelados por un empresario

Ad will display in 09 seconds

“En Chicago, tenemos una gran cantidad de talento mediático diverso”, dijo según Fox News. “Tenemos escuelas de periodismo que son las mejores de su clase en todo el país, y yo diría, realmente, en todo el mundo”.

También rechazó cualquier razón que pudieran tener los empresarios para no contratar a más afroamericanos.

“La ausencia de periodistas de color, cubriendo al alcalde de la tercera ciudad más grande de un país, es absolutamente inaceptable”, dijo según la emisora. “Así que decidí decir algo al respecto”.

A continuación, la alcaldesa parece contradecirse al sugerir que no intenta controlar quién informa sobre ella.

“No se trata de que yo elija quién me cubre, ¿verdad?”, dijo. “Di entrevistas exclusivas y sí podemos elegir con quién hablamos en las exclusivas”.

“Di entrevistas exclusivas con periodistas de color, ¿verdad?”, añadió. “Un periodo de 24 horas y fue como si a la gente le explotara la cabeza”.

El periodista de 59 años ha acusado a la nación de fomentar el “racismo sistemático”. Sin embargo, su política de reporteros no blancos sugiere que también fomenta los prejuicios contra las personas pertenecientes a determinadas razas.

“Los periodistas me decían: ‘¿La alcaldesa cree que soy racista? No, no se trata de individuos”, dijo. “Se trata del racismo sistémico”.

Manteniéndose firme en su idea de abordar la equidad racial, Lightfoot no se arrepiente de haber dado prioridad a los periodistas no blancos. Se comprometió a continuar con su política hasta que las cadenas, las empresas, los productores y los responsables de las decisiones empresariales “se tomen esto en serio, porque es un tema serio”.

“Los medios de comunicación desempeñan un papel muy importante en nuestra democracia y, si las únicas voces en los medios son las de los blancos, eso es un problema”, dijo. “Necesitamos tener una variedad de voces que aporten diferentes perspectivas a la interpretación de los acontecimientos del día para que tengamos un enfoque equilibrado y diverso de los temas”.

El Daily Caller ya había interpuesto una demanda contra la demócrata después de que rechazara repetidamente la petición de un periodista blanco de una entrevista individual. El editor alega que la política de no blancos viola partes de la Primera Enmienda y el derecho de la reportera a la igualdad de protección.

“La oficina de la alcaldesa Lightfoot ha confirmado hoy [11 de junio] de forma escandalosa a un tribunal federal que discrimina por motivos de raza en el desempeño de su cargo público”, dijo el presidente de Judicial Watch, Tom Fitton, en un comunicado. “Este racismo es descaradamente inconstitucional”.

El director de comunicaciones de la alcaldesa “no tiene planes” de repetir la polémica política de nuevo.

Laura Enrione – BLes.com