Las clínicas abortistas, como Planificación Familiar (Planned Parenthood), verán disminuidas las subvenciones provenientes de los contribuyentes estadounidenses, según será anunciado por la Administración Trump hoy viernes 18 de mayo de 2018.

“La propuesta contiene una línea bien definida de separación física y financiera entre los programas del Título X y cualquier programa (o establecimiento) en el que se realice, apoye o se haga referencia al aborto como método de planificación familiar”, adelantó un funcionario al medio The Weekly Standard.

Actualmente se asigna un presupuesto de US260 millones para anticoncepción y otras propuestas de regulación de los nacimientos, llamadas Título X, que serán reestructuradas de acuerdo con los parámetros a divulgar en esta jornada.

Al mencionar una clara “separación física”, la fuente alude a que la actual laxa regulación -emitida en la Administración Clinton y mantenida en los gobiernos de Bush y Obama– permitía que los programas específicos amparados por el Título X compartieran las mismas instalaciones y hasta el personal con las clínicas de abortos, lo que en la realidad se manifestaba como un financiamiento a las prácticas abortistas.

Si bien hay una ley de 1970 que consagra que “ninguno de los fondos apropiados bajo este título [N. del R. se refiere a “Título X”] se usará en programas donde el aborto es un método de planificación familiar”, la normativa fue tergiversada hasta llegar a su incumplimiento, estableciendo un respaldo legal que permitiera financiar el aborto.

Según la fuente citada por el medio estadounidense, si bien la nueva regulación permitiría brindar asesoramiento sobre el aborto con fondos de Título X, no va a financiar más esta práctica.

De esta forma, la multinacional Planned Parenthood dejará de recibir financiación para abortos por este concepto, sin embargo, seguirá recibiendo recursos desde el programa Medicaid, que solo podrá ser suspendido por ley del Congreso.

Desde 2015 se impulsó la desfinanciación de Planned Parenthood a causa de una serie de videos que revelaron las ventas de seres humanos abortados a las compañías biotecnológicas con fines de lucro.

videoPlayerId=1c9646b02

Investigaciones de varias organizaciones han demostrado que los tejidos fetales se comercializan y se usan para la obtención de saborizantes, en vacunas, en maquillajes y aún como comida en algunos lugares.

Las regulaciones en el país americano están cambiando últimamente ya que desde que asumió en enero de 2017, el presidente estadounidense Donald Trump se ha manifestado a favor de la vida y ha impulsado políticas tendientes a contrarrestar las reformas proaborto de su predecesor, Barack Obama.

Por Jose Ignacio Hermosa – BLes

Video Destacados