Redacción BLes- En un comunicado de prensa de la Casa Blanca, la administración Trump firmó una orden ejecutiva con pautas destinadas a enfocar el gasto de los recursos federales en aquellas Zonas de Oportunidad que realmente tienen necesidades concretas y no en zonas céntricas dónde invertir es más costoso y las demandas de desarrollo económico son mucho menores.

El gobierno del presidente Trump anunció que está realizando un esfuerzo permanente para reconstruir el sistema de gastos, teniendo en cuenta que bajo las órdenes firmadas por administraciones anteriores, “se instruyó a las agencias federales a que consideraran primero la ubicación en distritos comerciales centrales”. 

Lo cual implica muchas veces un despilfarro de recursos, dado que estos distritos eran a menudo las áreas más caras de los centros urbanos, lo que provocaba mayores gastos para los contribuyentes y hundía la inversión federal en áreas que a menudo no necesitaban desarrollo económico.

Paralelamente, las zonas más vulnerables y las comunidades más desprotegidas conllevan, en proporción, costos más bajos de inversión, a su vez como se concentran necesidades más estructurales las inversiones allí generan un impacto mucho mayor en la sociedad en su conjunto. 

A través de esta orden ejecutiva, el presidente Trump asegura estar fomentando su compromiso de utilizar la totalidad de los recursos del gobierno para ayudar a las comunidades en dificultades, mientras optimiza el dinero de los contribuyentes.

El presidente Trump creó durante su gobierno el Consejo de Revitalización y Oportunidades de la Casa Blanca, que actualmente ayuda a las comunidades en dificultades que se han visto gravemente afectadas por la pandemia del virus del PCCh, identificando las problemáticas locales y buscando soluciones concretas, rápidas y eficaces.

En cuanto a los asuntos internacionales y su impacto inmediato en la sociedad, la gestión Trump está poniendo fin a los desastrosos acuerdos comerciales que eliminaron empleos de las ciudades estadounidenses y los enviaron al extranjero, dejando muchas de estas ciudades devastadas y sin oportunidades de subsistencia.

Zonas de Oportunidad

Las Zonas de Oportunidad son parte de un programa de designación e inversión de recursos creado por la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos de 2017, que busca promover ciertas inversiones en áreas de menores ingresos otorgando ventajas fiscales.

El propósito de este programa fue poner a trabajar el capital privado que de otro modo estaría bloqueado debido a la falta de interés de invertir en ciertas zonas poco rentables, en parte, debido al pago de impuestos

Según el comunicado de la Casa Blanca, desde que fue promulgada por el presidente Trump, se han designado casi 9.000 Zonas de Oportunidad en todo el país, que incluyen a casi 35 millones de estadounidenses.

A finales de 2019, las Zonas de Oportunidad hicieron circular “75 mil millones de dólares en fondos e impulsado 52 mil millones de dólares en nuevas inversiones en comunidades económicamente desfavorecidas, creando al menos 500.000 nuevos empleos”.

Las inversiones de capital privado en negocios en Zonas de Oportunidad fueron casi un 30 por ciento más altas que las inversiones en negocios en áreas similares que no fueron designadas Zonas de Oportunidad.

Como resultado de estas nuevas inversiones, se calcula que aproximadamente un millón de estadounidenses saldrá de la pobreza.

Andrés Vacca – BLes.com