Redacción BLesUn demoledor informe de un comité republicano en el Senado concluyó que la administración Biden ha gastado un mínimo de aproximadamente 2 mil millones de dólares para suspender la construcción del muro en la frontera sur de los Estados Unidos, en medio de una profunda crisis migratoria que podría ser atenuada si las obras hubiesen continuado.

El informe creado por republicanos del Subcomité de Operaciones Gubernamentales y Gestión Fronteriza del Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional, concluyó que los esfuerzos para suspender o finalizar los proyectos de construcción del muro por parte del Departamento de Defensa han costado entre 1,8 mil millones y 2 mil millones de dólares aportados por los contribuyentes.

“Estos hallazgos provisionales muestran que los esfuerzos de la administración Biden para detener la construcción del muro fronterizo constituyen un desperdicio significativo de recursos de los contribuyentes”, se puede leer en el informe. “A la fecha de redacción de este informe, la administración Biden ha pagado a los contratistas del muro fronterizo al menos $ 2 mil millones y continúan, para no construir el muro fronterizo”.

Estos 2 mil millones de dólares provienen directamente del presupuesto del Departamento de Defensa (DOD), lo que implica que es un gasto que dejará de ser invertido en la seguridad de los estadounidenses como estaba previsto originalmente.

El actual presidente Biden decidió cancelar por completo el proyecto del muro de la era Trump, a pesar de los excelentes resultados para controlar la inmigración ilegal en las zonas donde las obras están finalizadas. Durante la administración anterior se lograron construir 450 millas (700 kilómetros) y se financiaron para construir a futuro unas 350 millas (550 kilómetros) más . 

En su primer día en el cargo y con contratos ya en curso, Biden emitió una orden ejecutiva para detener todos los proyectos de construcción relacionados con el muro y llevar a cabo una revisión de las obligaciones del gobierno federal.

“De acuerdo con la proclamación del presidente, el Departamento de Defensa está procediendo a cancelar todos los proyectos de construcción de barreras fronterizas pagados con fondos originalmente destinados a otras misiones y funciones militares”, dijo un portavoz del Pentágono en un comunicado.

El DOD tenía 10 mil millones de dólares transferidos de la construcción del muro fronterizo y proyectos relacionados, los cuales fueron devueltos para ser reasignados a otras necesidades, según reportaron las autoridades de la Casa Blanca. Sin embargo, obviaron informar que gran parte de ese dinero, ya estaba comprometido con pagos a las empresas constructoras para la construcción del muro.

 

Le recomendamos: ¿COLAPSAN las Tres Gargantas? 4 presas ya se DERRUMBARON y se TEME lo PEOR

Ad will display in 09 seconds

Después de la orden de suspender la construcción, el comité encontró que el Departamento de Defensa inicialmente estaba generando 6 millones de dólares por día en “costos de suspensión”, eso se redujo a 3 millones después de los despidos pero continúa hasta el día de hoy. El dinero se está gastando en proyectos de “seguridad del sitio”.

“Esto significa que el gobierno federal está pagando a los contratistas de estos siete proyectos 3 millones de dólares por día para que conduzcan a los sitios del proyecto y protejan las tarimas de acero y otros materiales de construcción que no se utilicen”, se lee en el informe.

Según el informe, el monto total gastado podría incluso superar a los 2 mil millones de dólares debido a incertidumbres sobre los planes para los contratos adquiridos por el DHS.

Además, el informe indica que la estimación de cuánto exactamente se está desperdiciando podría ser mayor, ya que no tiene en cuenta las cuentas del Departamento de Seguridad Nacional, así como otros costos relacionados con algunos de los proyectos del DOD.

Andrés Vacca – BLes.com