Redacción BLesEl programa que garantizaba la evacuación rápida y segura de los estadounidenses en peligro en el extranjero, fue detenido por la administración Biden 2 meses antes del desastre en Afganistán. 

Este programa del Departamento de Estado había sido creado el año pasado bajo el entonces presidente, Donald Trump, y el memorándum que confirmó su eliminación fue firmado por el subsecretario de Estado Brian McKeon, el 11 de junio, según The National Pulse del 18 de agosto.

El documento oficial de la oficina del secretario de Estado, Antony Blinken, que eliminó la financiación del programa recomienda lo siguiente.

“Que usted ordene la interrupción del establecimiento, y la terminación, de la Oficina de Contingencia y Respuesta a la Crisis (CCR), y ordene una nueva revisión de ciertos requisitos y capacidades del Departamento asociados”.

Y: “Que ordene la interrupción del establecimiento, y la terminación, de la CCR, en consonancia con los requisitos legales aplicables, la necesaria participación de las partes interesadas, y cualquier cambio aplicable en el Manual de Asuntos Exteriores y otros requisitos”.

La CCR, reemplazó a su predecesora conocida como ‘OpMed’. “La ‘OpMed’, incluso mientras trabaja para evitar las amenazas a los estadounidenses en el extranjero, está luchando en una acción de retaguardia en casa”, escribió el autor Adam Ciralsky, en mayo. 

Aún ante la aparición de la pandemia causada por el virus Covid o PCCh (Partido Comunista de China), fue esencial para la repatriación de alrededor de 100.000 estadounidenses a Estados Unidos cuando los países comenzaron a cerrar sus fronteras.

Le recomendamos: El PLAN de Trump y el FRACASO de Biden en Afganistán

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

La CCR fue concebida para evitar tragedias como la ocurrida en Bengasi, Libia, para los estadounidenses en el extranjero.

En Bengazi, el 11 de septiembre de 2012, el consulado de Estados Unidos fue asaltado por milicianos armados quienes mataron al embajador en ese país, a un oficial de gestión de la información y a dos contratistas de la CIA, recuerda The National Pulse. 

La detención de la CCR parece ser la razón de que los departamentos de Estado y de Defensa, entre otros, admitieran no conocer un plan oficial para garantizar su evacuación de cerca de 15.000 ciudadanos retenidos en Afganistán, bajo el dominio del grupo islámico Talibán. 

Por su parte, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, afirmó: “No tengo la capacidad de salir y extender las operaciones actualmente a Kabul”, agregando: “No tenemos la capacidad de ir a recoger a un gran número de personas”, de acuerdo con Defense One.

Por ahora, permanecen en el aeropuerto internacional Hamid Karzai 4.500 militares, para defenderlo y sofocar el caos o ayudar a la gente a pasar los puestos de control talibanes, dijo Austin.

“Nos mantendremos centrados en asegurar el aeródromo. No podemos permitirnos no defender ese aeródromo o no tener un aeródromo que sea seguro”, explicó. 

“La situación es terrible”, dijo el senador republicano de Arkansas, Tom Cotton, agregando: “Pero haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a mantenerlos informados y ayudarlos a salir”.

No menos peligrosa es la situación que tienen que afrontar los miles de afganos que prestaron servicios durante más de 20 años a las misiones de EE. UU., y que requieren protección ante las posibles retaliaciones de los talibanes. 

José Hermosa – BLes.com