Redacción BLes-La administración de Joe Biden estaría pensando en excluir a los medios conservadores de las conferencias de prensa de la Casa Blanca luego de que el subsecretario de prensa, TJ Ducklo, anunciara que estaban trabajando para tratar con los medios problemáticos que podrían “traficar teorías de la conspiración”.

Las declaraciones de Ducklo, en línea con las políticas de la nueva administración, se presentan en un momento crítico para la libertad de opinión, dadas las medidas que han tomado importantes empresas tecnológicas como Twitter o Facebook para censurar ideas conservadoras.

En recientes declaraciones con Politico, Ducklo, afirmó que “las organizaciones o personas que trafican con teorías de conspiración, propaganda y mentiras para difundir desinformación no serán toleradas, y trabajaremos con la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA por sus siglas en inglés) para decidir cómo manejar esos casos en el futuro”.

Los principales medios de comunicación han etiquetado de ‘desinformación’ o ‘teorías de la conspiración’ distintos informes, así como individuos que han cuestionado las narrativas oficiales.Cabe recordar la censura que sufrió el periódico New York Post por parte de Twitter tras publicar una historia sobre negocios dudosos en el extranjero que comprometen a la familia Biden.

El año pasado, durante una conferencia de prensa, Biden se molestó luego de que el periodista de Fox News, Peter Doocey hiciera preguntas sobre una investigación federal en curso contra su hijo, Hunter Biden

En un caso más reciente, Doocey preguntó por qué el presidente no portaba una máscara mientras estaba en el monumento Lincoln luego de firmar una orden ejecutiva que obligaba a usar máscaras en cualquier propiedad federal.

La secretaria de prensa, Jen Psaki, justificó las acciones de Biden afirmando que lo hacía ya que estaba “celebrando una noche de un día histórico en nuestro país”, agregando que habían “problemas más importantes de los que preocuparnos”.

Los mismos medios oficiales que dieron por adelantada la victoria de Joe Biden en la contienda electoral del 2020 aún sin conocerse el veredicto del Colegio Electoral, también estuvieron envueltos en la censura de Donald Trump, así como los funcionarios bajo su cargo durante los cuatro años que duró su administración.

Por ahora, aunque los funcionarios de Biden afirmaron que no tomarán medidas para desterrar las voces proTrump de la Casa Blanca, aseguraron que aquellos periodistas que deseen conservar las credenciales de prensa, deberán “cumplir con los criterios determinados junto con la asociación de corresponsales”, según Politico.

Los funcionarios de la Casa Blanca enfatizaron que tomarán medidas para “no permitir que los medios utilicen los informes para difundir conspiraciones infundadas”.

César Múnera-BLes.com