El equipo legal de Kyle Rittenhouse demandará a los grandes medios y las redes sociales por difamación, entre ellos se encuentra Mark Zuckerberg.

El joven estadounidense que defendió su vida ante el ataque de activistas de extrema izquierda busca indemnización por medio de un equipo de abogados. Kyle Rittenhouse enfrentará a los gigantes de las redes sociales y los medios masivos por haberlo difamado.

Durante una reciente entrevista con Tucker Carlson, Kyle dijo lo siguiente:

Vamos a hacer que los medios paguen por lo que me hicieron. Me dificultaron vivir una vida normal. No puedo salir en público ni ante el público, tampoco ir a la tienda. Es difícil para mí ir a cualquier lugar sin seguridad. Hacer cosas básicas como llevar a mi perro al parque. Hicieron realmente difícil ser normal y afectaron futuras oportunidades laborales para mí. No creo que alguna vez pueda trabajar o conseguir un trabajo porque tengo miedo de que un empleador no me contrate.

Y la probabilidad de que Kyle gane el caso es alta. Pues recientemente se incorporó al equipo legal de Rittenhouse el abogado Todd McMurtry, quien hace dos años logró pactar un acuerdo con CNN a favor de un adolescente difamado. El alumno de colegio católico Covington High School, Nicholas Sandmann, fue injuriado por los medios masivos por portar una gorra a favor del expresidente Donald Trump en una marcha provida en Washington, D.C.

Lo único que el joven hizo fue sonreír ante una turba de adultos que lo acosaba. Pero los medios masivos lograron convertir su sonrisa en el nuevo «símbolo de odio». La persecución que sufrió Sandmann fue a nivel nacional. Su abogado logró que cesara.

Zuckerberg es uno de los principales objetivos

Ahora, Todd McMurtry dijo que liderará el esfuerzo para presentar demandas por difamación sufrida por Rittenhouse. El abogado estimó que habrá un total de 10 a 15 casos contra «grandes acusados», entre ellos Mark Zuckerberg.

«Usemos como ejemplo lo que dijeron Facebook y Mark Zuckerberg sobre [Rittenhouse]. Dijeron que estuvo involucrado en un incidente de asesinato en masa», explicó McMurtry. «Este no fue un incidente de asesinato masivo. Claramente era objetivamente falso».

“Llamar a alguien asesino en masa es seriamente difamatorio. Y luego, usar el poder de las redes sociales para básicamente… censurar cualquier punto de vista que se oponga a esa declaración de asesino en masa es un esfuerzo serio para destruir su carácter. Y fue gravemente erróneo y gravemente difamatorio”.

Rittenhouse fue declarado no culpable

Kyle Rittenhouse tenía apenas 17 años cuando su vida estuvo amenazada por tres adultos con antecedentes penales. En medio de las manifestaciones de Black Lives Matter por la muerte de George Floyd que se tornaron violentas, Rittenhouse vio la comunidad de Kenosha, Wisconsin, en peligro y salió con un rifle a patrullar las calles.

Como la militancia de Black Lives Matter se ha propuesto como parte de sus objetivos el debilitamiento, desfinanciación e incluso eliminación de la policía, los vecinos de la zona apelaron a la autodefensa ante la destrucción y saqueos de viviendas y negocios en medio de las protestas.

Gaige Grosskreutz, uno de los impactados por las balas de Rittenhouse, admitió con lágrimas en los ojos que Kyle no le disparó hasta que él le apuntó con un arma.

Su testimonio fue crucial para que un tribunal declarara a Kyle Rittenhouse no culpable de asesinato. De acuerdo con el veredicto se determinó que actuó en legítima defensa.

Sin embargo, los medios masivos, las principales redes sociales, el Partido Demócrata e incluso el presidente Joe Biden, se empeñaron en desprestigiar al menor de edad.

Biden pretendió vincularlo a grupos de supremacistas blancos. Retratarlo de esta manera resultaba funcional a un discurso que intentan implantar los demócratas: que los ciudadanos no deberían tener armas de fuego.

Pero finalmente la justicia falló a favor del joven que salvó su vida de varios ataques letales. El siguiente paso es que el cuarto poder responda ante las difamaciones que él reclama. Kyle Rittenhouse ahora comienza una batalla contra los grandes medios.

Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.