Redacción BLes – La demanda denominada “Kraken”, presentada por Sidney Powell en Georgia por el escandaloso fraude electoral, fue rechazada el lunes por un Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Atlanta. Sin embargo la abogada, unas horas después, ya estaba presentando una apelación en la Corte de Apelaciones del 11° Circuito, alegando una conspiración de amplio alcance para manipular las elecciones de Joe Biden en Georgia.

Sidney Powell acaba de presentar una apelación de emergencia, luego que el juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Timothy Batten, rechazara su demanda conocida como “Kraken”, luego de una audiencia fugaz, según reportó Fox News.

El juez Batten argumentó una cuestión jurisdiccional a la hora de rechazar la demanda, poniendo en duda si la demanda debería haberse presentado en un tribunal estatal. Batten argumentó que el objetivo que Powell busca con su demanda, entre otras cosas, invalidar el millón de votos ausentes de Georgia y declarar al presidente Trump como el ganador en el estado, es algo que “este tribunal no puede otorgar”.

“Los Demandantes solicitan a este Tribunal que transmita inmediatamente esta notificación de apelación al Undécimo Circuito para que el tribunal pueda registrar el asunto”, dijo Powell en su notificación de apelación, “permitiendo así a los Demandantes proceder lo más rápidamente posible para que se aborden estas cuestiones urgentes de importancia nacional”.

La urgencia de Powell por llegar a presentar la demanda en lo que se denomina el día del “puerto seguro”, que según el estatuto federal, es el último día para que las disputas electorales sean resueltas antes de que el Congreso esté obligado a aceptar los resultados.

Le recomendamos: 

La demanda de Georgia alega un fraude generalizado en las elecciones de noviembre, incluida la interferencia extranjera, problemas con las papeletas de voto en ausencia y el uso de máquinas de votación para cambiar los votos de un candidato a otro.

La cantidad de irregularidades durante el proceso electoral en Georgia no tiene precedentes, y la Dra. Powell junto con el equipo de abogados del presidente Trump y muchos otros abogados particulares, comenzaron una batalla legal buscando denunciar la mayor cantidad de casos puntuales para lograr comprobar legalmente el fraude sistemático, que permitió que el candidato demócrata Joe Biden figure como ganador de las elecciones por una pequeña cantidad de votos. 

Una de las cuestiones más contundentes que figura en las demandas es lo que respecta a la inseguridad de las máquinas electorales, las cuales habrían permitido que fuerzas extranjeras se introdujeran en las elecciones y modificaran los resultados.

En la demanda, de 104 páginas, Powell asegura que el esquema se centraba en el “relleno de boletas” oculto por los algoritmos de las máquinas de votación y alegó que el Partido Comunista Chino (PCCh) y los agentes iraníes tenían acceso al software de Dominion Voting Systems para manipular la elección.

Powell acusó al gobernador de Georgia, Brian Kemp, y al Secretario de Estado, Brad Raffensperger, ambos funcionarios republicanos, de haberse “apresurado a comprar las máquinas y el software de Dominion en 2019 para las elecciones presidenciales de 2020” sin la debida diligencia y haciendo caso omiso de las cuestiones de seguridad.

También adjuntó en la demanda un video de vigilancia de State Farm Arena en la noche del conteo de votos, después de que los observadores y los medios de comunicación fueron retirados del estadio por un supuesto caño de agua roto, el personal electoral afín al Partido Demócrata continuó contabilizando los votos a pesar de no encontrarse los observadores republicanos. Horas después, de forma misteriosa, Joe Biden había revertido la elección 

Finalmente la demanda muestra una enorme cantidad de bochornosas situaciones como boletas mal cargadas, votantes no residentes, miles de votantes fallecidos, votantes menores de edad, el caso misterioso de que el 100% de las boletas electorales enviadas por los militares de Fulton fueron para el candidato demócrata y una larga lista de situaciones que llevaron a poner en desventaja al presidente Trump para robarle las elecciones.

Andrés Vacca – BLes