Redacción BLesLa vicepresidente de EE. UU. Kamala Harris está promoviendo la vacuna contra el virus PCCh (virus del Partido comunista chino) entre los grupos minoritarios cuyas tasas de vacunación son más bajas que el promedio y para esto insta a los activistas provacuna a que golpeen las puertas y convenzan a quienes no quieren vacunarse.

Harris viajó a Atlanta el viernes 18 de junio para instar a los estadounidenses que aún no han sido vacunados contra el virus PCCh a que reciban sus dosis, mientras que el gobierno federal fijó un objetivo de vacunados para julio que en principio no parece que se pueda cumplir.

De hecho, la administración Biden-Harris se ha fijado como objetivo que el 70 por ciento de los adultos estén vacunados para el 4 de julio. Pero no se está llegando ni cerca a ese objetivo, en parte debido a la vacilación en recibir la vacuna entre las comunidades negras y minoritarias.

 “Hay algunas personas que dicen: ‘No me vacunaré bajo ninguna circunstancia”’, dijo Harris en declaraciones en la Clark Atlanta University, una universidad históricamente negra.

La vicepresidente dio a los activistas voluntarios una multitud de consejos sobre cómo superar las objeciones a la vacuna, lo que otras voces tomaron como una presión o un hostigamiento, hacia algo que en definitiva es una decisión personal.

“Por ejemplo, si llamas a la puerta y alguien dice que ‘no tiene tiempo para vacunarse’, porque la gente está ocupada… Sólo están tratando de pasar el día… O dicen que las farmacias nunca abren cuando tienen tiempo, bueno, abordemos eso”, dijo Harris.

“Porque ahora, puede hacerles saber que las farmacias de nuestro país mantienen sus puertas abiertas las 24 horas los viernes de junio, incluido hoy”, agregó.

“¡Porque necesitamos encontrarnos con las personas donde están! Algunas personas tienen dos trabajos…”, dijo Harris.

“¿Y qué pasa si dicen que no pueden faltar al trabajo?”

“Bueno, puede decirles que hay empleadores en todo el país que están ofreciendo tiempo libre remunerado para que sus empleados se vacunen, y queremos alentar y desafiar a más empleadores a que hagan lo mismo”, dijo.

“Otras personas, que necesitan tiempo para recuperarse después de recibir la vacuna, ¿verdad? Y es posible que necesiten un pequeño momento en el que necesiten ayuda con sus hijos “, continuó Harris.

“Así que nos hemos asociado con la YMCA, con KinderCare y Learning Care Group para brindar cuidado infantil gratuito tanto para la vacunación como para la recuperación. Necesitamos conocer a las personas donde están”.

“Es posible que te cruces con gente mientras estás hablando y golpeando su puerta, la gente puede decir: ‘No tengo automóvil’ o ‘No hay transporte público ni autobús que pase por mi casa'”.

“Y eso es justo, porque ¿cómo podemos esperar que lleguen a un sitio de vacunación?”

“Bueno, ahora, como parte de la solución, las compañías de viajes compartidos están dando viajes gratis desde y hacia los centros de vacunación”, dijo Harris.

A menos de 2 semanas de la fecha límite fijada por Biden, unas 148 millones de personas, o el 52 por ciento de la población elegible, han recibido dos dosis y se consideran “completamente vacunadas”, según el CDC (Centro de Control de Enfermedades).

Le recomendamos: BIG TECH – CÓMPLICES del RÉGIMEN CHINO para imponer un NUEVO ORDEN MUNDIAL

Ad will display in 09 seconds

Suspicacias 

El temor o las dudas por vacunarse de algunas personas puede atribuirse -en gran parte- a la información disponible que reporta las muertes o los efectos secundarios que han provocado las vacunas experimentales (aprobadas de emergencia en fase 3) a personas de todas las edades.

El VAERS es el Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y allí se pueden chequear los registros.

Acorde a los números reportados por el VAERS, el número de eventos adversos reportados en la última semana, entre todos los grupos de edad después de las vacunas COVID (Virus PCCh), superó los 350 000.  

Entre tanto, los últimos datos del VAERS, después de la vacunación con COVID entre el 14 de diciembre de 2020 y el 11 de junio de 2021 registraron 1 117 casos de miocarditis y pericarditis (inflamación del corazón) en todos los grupos de edad en los EE. UU. Y de los 1117 casos notificados, 686 casos se atribuyeron a Pfizer, 391 casos a Moderna y 36 casos a la vacuna COVID de Johnson & Johnson.

Mientras que los datos del mismo período, para jóvenes de 12 a 17 años muestran 6 332 eventos adversos en total, incluidos 271 calificados como graves, más 7 fallecimientos.

Celeste Caminos– BLes.com