Redacción BLes- La candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, fue grabada cuando preguntó a alguien cercano en qué ciudad estaba, antes de dirigirse a su escaso auditorio.

“¿Estamos en Cleveland?”, le preguntó Harris al hombre que le entregó el micrófono. Luego de confirmarle que sí, expresó: “¡Hey, Cleveland! ¡Soy Kamala!”.

El video se hizo viral y la campaña del presidente estadounidense, Donald Trump, lo publicó el 24 de octubre escribiendo: “Un micrófono abierto pilló a Kamala Harris preguntando al personal “¿estamos en Cleveland?”, antes de hablar”.

Harris estaba en Cleveland, Ohio, para dar un discurso en el Cuyahoga Community College en presencia de unas 50 personas, según The Columbus Dispatch. 

También cometió uno de los errores que han desacreditado con frecuencia al candidato demócrata presidencial Joe Biden, al declarar que los muertos causados por el virus PCCh (Partido Comunista de China) en Estados Unidos, eran “más de 220 millones” de estadounidenses exagerando unas 1000 veces la cifra real, según Fox News. 

Por otro lado, Harris se destaca por liderar la fuerte tendencia izquierdista que ahora caracteriza al partido demócrata, aunque la respuesta negativa de los estadounidenses hacia el socialismo la lleve a negarlo.

La campaña Trump expone el comportamiento contradictorio de Harris en ese aspecto. 

“La presentador Norah O’Donnell de CBS le recuerda a Kamala Harris que tiene el récord de votos de izquierda en el Senado, después de que trató de negarlo”.

“Bueno, en realidad, el [sitio web] no partidista GovTrack la ha calificado como la senadora más progresista”, escribió la campaña en un tuit.

A pesar de que Harris siguió eludiendo su fuerte izquierdismo, con cierta ligereza, O’Donnell se mantuvo firme en su cuestionamiento, presionando a Harris para que expresara con claridad su posición al respecto, en un segmento del programa 60 Minutos publicado el 25 de octubre.

Aún cuando O’Donnell le recordó varios puntos de la agenda progresista a Harris, esta siguió evitando admitir la tendencia que ha pregonado a lo largo de su campaña, y como seguidora del senador izquierdista Bernie Sanders, Independiente por Vermont.   

Harris también ha elogiado a los participantes de los violentos disturbios ocurridos tras la muerte del afroamericano George Floyd, y pidió a sus seguidores que hicieran donaciones al Fondo de Libertad de Minnesota (MFF, por sus siglas en inglés). para que este pague las fianzas de quienes fueran detenidos 

“Si puedes, contribuye ahora al @MNFreedomFund para ayudar a pagar la fianza de los que protestan en Minnesota”, escribió Harris el 1 de junio.

Asimismo, dijo que los disturbios no cesarían y que continuarían después del 3 de noviembre, día de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. 

Otro de los aspectos que causan preocupación por la postulación de Harris a la vicepresidencia son los vínculos de su esposo, Douglas Emhoff, con una empresa que representa a organizaciones del Partido Comunista de China (PCCh).

Emhoffes es socio de la empresa DLA Piper, dedicada a servicios de inversión, que representa a compañías del PCCh en EE. UU. y Europa desde hace cerca de 30 años, y que cuenta con más de 140 abogados a su servicio, de acuerdo con National Pulse del 5 de septiembre.

Este caso podría generar conflictos de intereses para Harris.

José Hermosa-BLes.com