Redacción BLesLa vicepresidenta de Estados Unidos, la demócrata Kamala Harris, tiene preparado su discurso virtual ante la ONU, en el cual advertiría sobre una nueva y polémica ‘plandemia’, al estilo de la que ya ha causado desastres y pérdida de libertad en el mundo entero, por el virus PCCh (Partido Comunista de China). 

Los extractos conocidos de la posible intervención confirman su sustitución del presidente, Joe Biden, en los más importantes escenarios internacionales, y además se referirán a la distribución de las vacunas que dejó listas el entonces presidente, Donald Trump, según The Sun del 26 de abril.  

“Al mismo tiempo que el mundo trabaja para superar esta pandemia, también sabemos que debemos prepararnos para la siguiente”, fueron parte de las breves palabras de Harris conocidas hasta ahora.

En su momento el entonces presidente, Donald Trump, habló sobre las vacunas contra el virus del PCCh y prometió que no haría obligatoria su colocación.

Al mencionar el tema de las vacunas contra el virus del PCCh, el presidente Trump dijo que no se debería obligar a la gente a colocarla. Y aseguró que en su mandato de seguro no lo hará. “La gente está muy convencida sobre el tema y se siente muy fuerte”, dijo el presidente.

Luego de haber desplegado el dispositivo más eficiente para la creación de la vacuna y de asegurar 400 millones de ellas para los estadounidenses, los demócratas tratan de obtener todos los créditos para sí mismos.

Al parecer, con su discurso ante la ONU Harris se haría eco de las instrucciones impartidas por los grandes grupos globalistas, que pretenden aprovechar la pandemia para que los estados se conviertan en totalitarios.

Si bien no parece haber razones poderosas que justifiquen esta idea central del discurso de Harris, para algunos se trata más de reforzar el intervencionismo de muchos de los gobiernos del mundo, para frustrar las libertades de los ciudadanos.

Este es el enfoque que el periodista italiano Cesare Sacchetti le da al anuncio de Harris ante la ONU, según su tuit del 26 de abril.

“Kamala Harris: “debemos prepararnos para la próxima pandemia”. El NWO [Nuevo Orden Mundial] quiere otra falsa crisis”, sostiene Sacchetti.

Y agrega: “La primera no fue suficiente para desencadenar la dictadura global. Sin embargo, esto nos dice una cosa. La cábala [supuesto gobierno secreto mundial] está en serios problemas. Las cosas no están saliendo como se planeó. El globalismo está perdiendo”.

De hecho, varios de los elementos mencionados por Sacchetti se basan en planes reales y concretos, organizados e impulsados por entidades internacionales globalistas poderosas como el Foro Económico Mundial, dirigido por el fundador y presidente ejecutivo Klaus Schwab.

Schwab es uno de los promotores del polémico NWO, y “el Gran Reseteo”, al cual ha denunciado con todo énfasis el Arzobispo Carlo Maria Vigano, Ex Nuncio Apostólico de EE. UU.

Le recomendamos: La VIDA SECRETA de KAMALA HARRIS: Un amante corrupto, mansiones y un marido millonario a sus pies

Ad will display in 09 seconds

Vigano dirigió una carta abierta al entonces presidente estadounidense Donald Trump, en el 2020, en la que le expresó su solidaridad y advirtió sobre el avance de una peligrosa “conspiración global contra Dios y la humanidad”.

Y agregó: “Diariamente percibimos que se multiplican los ataques de aquellos que quieren destruir la base misma de la sociedad: la familia natural, el respeto a la vida humana, el amor a la patria, la libertad de educación y de negocios”, señaló Vigano. 

“Vemos a los jefes de las naciones y a los líderes religiosos complacientes con este suicidio de la cultura occidental y su alma cristiana, mientras que los derechos fundamentales de los ciudadanos y los creyentes son negados en nombre de una emergencia sanitaria que se revela cada vez más como instrumental para el establecimiento de una tiranía inhumana sin rostro”, agrega.

En este sentido, Vigano siguió refiriéndose a este complot mundial en el que participan muchos líderes mundiales, agrupados alrededor del Foro Económico Mundial.

Este grupo estaría planeando “limitar drásticamente las libertades individuales y las de poblaciones enteras”.

Uno de sus líderes sería el multimillonario Bill Gates, quien insiste en la vacunación obligatoria de todas las personas contra el virus PCCh (coronavirus).

Asimismo, el 22 de abril Alemania se constituyó en uno de los países occidentales que con mayor fuerza interferiría con las libertades fundamentales de sus ciudadanos, en previsión de la pandemia. 

El Presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, firmó la ley de “freno de emergencia” nacional poco después de que fuera aprobada por la Cámara Alta del Parlamento, según DW. 

Sacchetti también se refirió a esta ley en uno de sus tuits del 15 de abril: “Mañana en Alemania habrá una protesta contra la Ley de Protección de la Infección (IPA)”. 

Y agregó: “La IPA condenaría a 5 años de cárcel a quienes violen las restricciones de Covid. Con esta Ley, la policía puede allanar los hogares de los ciudadanos privados. Alemania está a un paso del Great Reset”.

Esta ley ha generado multitudinarias protestas y una gran cantidad de demandas por parte de los ciudadanos que ven amenazadas sus libertades constitucionales. 

José Hermosa – BLes.com