Redacción BLesEste viernes, la representante republicana por Georgia, Marjorie Taylor Greene, anunció en la Cámara de Representantes que presentó una serie de artículos acusando a Joe Biden de traición y pidiendo juicio político contra el presidente.

Greene presentó 4 artículos de acusación contra el actual presidente Joe Biden.

El primero de los artículos que mencionó es la House Res. 57 en la que señala abuso de poder por parte de Biden, al usar su posición de poder para ayudar a su hijo, Hunter, a hacer negocios.

El segundo al cual hizo alusión es la H. Res 597 en la que acusa al presidente por la crisis de seguridad que sufre EE. UU., debido a sus políticas con respecto a la frontera sur y la amenaza que significa para la seguridad de los estadounidenses.

Luego mencionó la House Res. 598 en la que culpa al mandatario por el fracaso en Afganistán y dijo que esto es lo que más le duele al pueblo norteamericano. 

Explicó que en base al Artículo III, Sección 3 de la Constitución, “Joe Biden podría ser culpable de traición” y amplió diciendo:

“Nuestra ley dice que hacer la guerra contra Estados Unidos, adherirse a los enemigos de Estados Unidos y brindar ‘ayuda y consuelo’ es traición”, aseguró.

“El presidente Biden hizo eso al armar a los talibanes con nuestro equipo y armas estadounidenses financiados por los contribuyentes. Abandonó a los estadounidenses en Afganistán y parece no tener interés en recuperarlos”, concluyó sobre el tema.

El cuarto artículo que mencionó fue la House Res. 596 en la que acusa a Biden de usar su puesto para tomar decisiones que no le corresponden, ya que EE. UU. tiene 3 poderes y mencionó el problema de la moratoria de desalojo de Covid.

La representante dijo también que el presidente hizo un juramento y que lo está incumpliendo.

“’Juro solemnemente que ejecutaré fielmente la Oficina del Presidente de los Estados Unidos y que, en la medida de mis posibilidades, preservaré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos”.

Cabe señalar que Afganistán sigue siendo un tema que preocupa a los estadounidenses y la administración Biden ha sido el centro de las críticas por la retirada de suelo afgano.

Salió a la luz que la cifra de ciudadanos estadounidenses que continúan en Afganistán y buscan poder salir, asciende a casi 600, si se tiene en cuenta 363 que están atrapados y en contacto con funcionarios de la administración Biden y otros 176 residentes permanentes que piden ser evacuados, de acuerdo a dos altos funcionarios del Congreso que transmitieron el contenido de una llamada privada a Washington Free Beacon.

Este número supera ampliamente los 100 estadounidenses que según informó el gobierno, siguen en suelo afgano.

Por otro lado, recientemente el Pentágono anunció que compensará económicamente a familiares de afganos que murieron en un ataque fallido con drones realizado por EE. UU..

Mediante un comunicado, el Pentágono informó que realizará pagos de condolencia a los familiares de los 10 civiles afganos que murieron durante un ataque fallido con drones, el pasado 29 de agosto, en el que se buscaba asesinar a terroristas de ISIS-K, según informó Fox News.

En el comunicado publicado el jueves 14 de octubre, el subsecretario de Defensa para Políticas, el Dr. Colin Kahl, dijo que la muerte de los civiles fue un “trágico error”.

Kahl explicó que tanto Zemari Ahmadi como el resto de las víctimas del fallido ataque estadounidense, eran inocentes y no tenían ninguna relación con ISIS-K, ni presentaban un peligro para Estados Unidos.

Sebastián Arcusin – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.