Redacción BLes – Cuatro académicos, especializados en asuntos legales, serán los primeros testigos que se presentarán ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes en el marco del juicio político contra el presidente Donald Trump. Miembros del Partido Republicano criticaron la poca transparencia del proceso y la falta de testigos que hayan presenciado los hechos que se denuncian.

El comité está presidido por el representante demócrata por Nueva York, Jerrold Nadler, quien fue el encargado del anuncio.

Tres eruditos fueron elegidos por los demócratas y uno por los republicanos.

Por el lado de la oposición, los testigos incluyen al profesor Noah Feldman de la Facultad de Derecho de Harvard, a la profesora Pamela Karlan de la Facultad de Derecho de Stanford y al profesor Michael Gerhardt de la Facultad de Derecho de la Universidad de Carolina del Norte.

La única persona convocada por los republicanos es el profesor Jonathan Turley, de la Facultad de Derecho de la Universidad George Washington. 

Quiénes son los testigos y qué se puede esperar

Según describe Breitbart, Feldman es respetado por los matices de sus ideas constitucionales. Sin embargo, cayó en el engaño de la falsa colusión rusa, afirmando en septiembre de 2017 que “cada vez hay más pruebas de la colusión entre la campaña presidencial de Donald Trump y Rusia”. También argumentó erróneamente que el mandatario estadounidense podría ser procesado por “difamación”, entre otros delitos, tras acusar al expresidente Barack Obama de que le habían intervenido sus “cables” en la Torre Trump. Efectivamente, luego se comprobó que la administración Obama había vigilado a miembros de la campaña de Trump, incluido Carter Page.

Karlan, por su parte, dijo en 2017 que el presidente Trump se había “comportado extraordinariamente mal” al despedir al director del FBI, James Comey, aunque al mismo tiempo reconoció que el mandatario tenía la autoridad para hacerlo.

Gerhardt testificó durante el juicio político contra el expresidente Bill Clinton en 1998. En ese entonces escribió: “Es poco probable que los miembros del Congreso vuelvan a presentar cargos similares contra un presidente. Es casi seguro que los futuros miembros del Congreso concederán a los presidentes una zona de inmunidad mucho más amplia por cualquier mala conducta personal que la que otorgó el Congreso Republicano en 1998-99”. También argumentó que “el Congreso debería acordar, como mínimo, tener apoyo bipartidista antes de autorizar citaciones o investigaciones del Congreso”, agregando: “Como mínimo, los miembros del Congreso deben exigir que los presidentes de las comisiones y los miembros de las minorías de alto rango de las comisiones se pongan de acuerdo antes de iniciar investigaciones o emitir citaciones legislativas”.

Sin embargo, en el caso del juicio político contra el presidente Trump, los demócratas están llevando a cabo una investigación partidista sin el consentimiento de los republicanos y con reglas unilaterales que otorgan a la mayoría demócrata un poder sin precedentes.

En ese marco, el periodista de Breitbart Joel B. Pollak describe al académico Turley como un liberal que, sin embargo, ha criticado frecuentemente el enfoque constitucional del Partido Demócrata.

Durante la cobertura de CBS de las audiencias del mes pasado, el profesor de derecho declaró que aunque puede señalar deficiencias en la conducta del presidente Trump, los demócratas están “procediendo sobre la base más estrecha para la destitución en la historia de este país”. También expresó escepticismo en cuanto a si los demócratas “ganaron mucho terreno” con respecto al juicio político.

“Nunca hemos llegado a un juicio político sólo por abuso de poder relacionado con una sola controversia como ésta. Es una base muy delgada (…) La pregunta es, ¿es realmente un delito impugnable, y cómo se distingue lo que el presidente hizo aquí con lo que los presidentes hacen en las conversaciones con los jefes de estado?”.

Falta de información y ausencia de testigos de los hechos

El lunes, Doug Collins (R-GA), el miembro republicano de mayor rango en el Comité Judicial de la Cámara, criticó en una carta a Nadler exponiendo que los testigos no habían sido revelados hasta menos de 48 horas antes de que la audiencia comience el miércoles por la mañana.

Poco después, Nadler publicó en el sitio web del comité la lista de los cuatro académicos que se llamaron para testificar.

“En la audiencia del miércoles en el Comité Judicial, escucharemos a CERO testigos. De hecho, hay indicios de que nuestro comité NUNCA escuchará a testigos de los hechos”, apuntó al respecto Collins en Twitter.

“Esto es un flaco favor a los millones de americanos que eligieron al presidente Donald Trump”, agregó. 

El proceso de destitución al presidente Trump se encuentra en el Comité de Justicia luego de haber comenzado en el Comité de Inteligencia, liderado por el controvertido representante por California, Adam Schiff.

“Si el Comité Judicial vota los artículos del juicio político después de una audiencia con los académicos constitucionales, una presentación del informe de Adam Schiff sobre los términos de Schiff, y un recargo rápido, eso será un fracaso masivo”, sintetizó al respecto el representante Collins.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.